Archivo del Autor: Fundación Mutua

Haz de tu vocación tu trabajo

Se acabaron las vacaciones, y ya inmersos en el mes de septiembre son muchas las personas que durante esta época redoblan esfuerzos para iniciar la búsqueda o el cambio de empleo. El empleo en el ámbito de la solidaridad se ha convertido en una atractiva alternativa laboral para profesionales de diversas disciplinas que, además, tienen un sentimiento vocacional hacia el Tercer Sector. Educadores sociales, monitores de ocio y tiempo libre, educadores ambientales, captadores de socios, recepcionistas, expertos en consumo o en violencia de género son algunos de los perfiles más demandados por las ONG.

Si eres una persona comprometida con las causas sociales y además buscas una oportunidad laboral, optar por realizar un voluntariado puede ser un buen trampolín. Organización, planificación, iniciativa, trabajo en equipo, responsabilidad, diplomacia son algunas de las aptitudes que se adquieren a través de la experiencia que aporta el voluntariado. A continuación te detallamos algunas webs de referencia que te pueden ayudar tanto en tu búsqueda de empleo como de proyectos de voluntariado:

Hacesfalta.org es una de las webs más especializadas en cuanto a la búsqueda de trabajo en el Tercer Sector, donde también podrás encontrar muchas acciones de voluntariado.

 trabajarporelmundo.org te ofrece becas, ofertas de empleo, formación y voluntariado.

soyresponsable.es es una página dedicada a promocionar el estilo de vida responsable en beneficio de uno mismo, los demás y el entorno, donde podrás encontrar interesantes ofertas de trabajo.

La CONGDE Estatal de ONG para el Desarrollo de España ofrece también un apartado de ofertas de empleo en su web.

La Asociación Española de Fundraising dispone también de un apartado de empleo que recoge las últimas ofertas nacionales e internacionales.

Si quieres iniciarte en el voluntariado o te gustaría enfocar tu trayectoria profesional hacia la acción social, ya sabes por dónde empezar.

¿Eres voluntario y universitario? ¡Anímate a participar en los V Premios al Voluntariado Universitario!

Como parte de su compromiso con la sociedad, la Fundación Mutua Madrileña quiere premiar la labor de aquellos jóvenes dispuestos a mejorar la vida de los demás. Así que si eres universitario, estás comprometido con la realidad que te ha tocado vivir y estás dispuesto a dedicar parte de tu tiempo a construir una sociedad más justa, ¡ponte en marcha!

Tenéis hasta el próximo 31 de octubre para presentar vuestra candidatura a los V Premios al Voluntariado Universitario. La Fundación Mutua Madrileña concederá 35.000 euros en premios para ayudar al impulso y sostenimiento de 6 proyectos premiados (10.000 euros para el ganador y 5.000 euros para los cinco proyectos finalistas).

Pese el ajetreo que supone la vuelta a las clases, os recomendamos que no apuréis el plazo hasta el último día para presentar vuestra candidatura. De este modo, tendréis más tiempo para subsanar posibles errores y consultar todas las dudas que os puedan ir surgiendo. A continuación os resumimos brevemente la documentación requerida para poder presentaros y los principales aspectos a tener en cuenta en esta V edición. No obstante, las bases están disponibles en nuestra web:

¿Quién puede presentarse? Voluntarios universitarios (mínimo 3 personas) matriculados en cualquier universidad con sede en España y que estén cursando sus estudios actualmente (también estudiantes de postgrados y máster) o bien que los hayan finalizado hace menos de dos años (con posterioridad al 30 de septiembre de 2015).

¿Cuáles son los principales requisitos? Los proyectos presentados deben estar vinculados a entidades sin ánimo de lucro (asociaciones o fundaciones)  con  sede en España y estar inscritas en el registro correspondiente en nuestro país. Debe tratarse además de iniciativas en curso o que vayan a ponerse en marcha antes del 31 de marzo de 2018.

A los que ya habéis concurrido en otras ediciones, recordaros que se admiten candidaturas presentadas en ediciones anteriores de los Premios (tanto premiadas como no premiadas), así que no dejéis pasar la oportunidad. Que vuestro proyecto no resultara premiado en pasadas ediciones no quiere decir que no pueda resultar ganador en esta nueva convocatoria.

¿Cuál es la documentación requerida? 1) Ficha técnica en la que deben figurar los datos de contacto del responsable del proyecto, que será uno de los voluntarios universitarios que promueven el proyecto, y no un responsable de la ONG. 2) Resumen explicativo del proyecto con una extensión máxima de diez páginas. 3) Tres o cuatro fotografías con una resolución mínima de 300 ppp y un máximo de 1 MB, en formato JPEG. Preferiblemente deben ser horizontales y tener el tamaño adecuado y suficiente luz, especialmente si las imágenes han sido tomadas con un dispositivo móvil. 3) Documentos que acrediten que al menos tres de los voluntarios en activo del proyecto cumplen con el requisito de ser universitarios o hayan terminado sus estudios hace menos de dos años. 4) Vídeo del proyecto en cualquier formato (MOV, MPEG, AVI, FLV, OTROS) que no supere 1 minuto de duración. Os aconsejamos que cuidéis el audio e introduzcáis música, que optéis por planos y lugares con luz, y a ser posible que grabéis en horizontal. En un minuto vuestro vídeo debe plasmar la realidad de vuestro proyecto.

Recordad que es fundamental respetar todos y cada uno de los requisitos establecidos en las bases, dado que el incumplimiento de alguno de ellos invalidará la candidatura. Y como siempre, si  todavía tenéis alguna duda más que despejar, estaremos encantados de atenderos vía email escribiendo a premios@fundacionmutua.es o en el teléfono 91 171 82 15. ¡No os demoréis más y poneos manos a la solidaridad!

En vacaciones, disfruta del cine social y comprometido

Reímos, lloramos, nos emocionamos, nos metemos en la piel de sus protagonistas y vivimos sus historias como si fuesen reales. Es la magia del cine que, como la música, y cualquier expresión del arte, nos permite experimentar sentimientos y ver a través de los ojos de otros. A través del cine podemos llegar a visualizar y conocer el mundo y otras realidades que nos ayudarán a pensar en las posibilidades lograr un  lugar más justo y solidario para todos.

Estas vacaciones, además de vivir el voluntariado en todas sus facetas, queremos animaros a ampliar vuestra visión del mundo y la toma de conciencia de las disparidades que existen en nuestra sociedad a través de la ficción. El cine debe ser mucho más que un vehículo de entretenimiento, y puede y debe aportar valores a la sociedad. A continuación os proponemos una nueva lista de títulos para disfrutar estas vacaciones de un largometraje con conciencia.

Un día perfecto. Esta cinta de Fernando León de Aranoa y protagonizada por Benicio del Toro, Tim Robbins y Olga Kurylenko, parte de una mirada cómica para ahondar en las dificultades de los cooperantes internacionales en un país con un clima posbélico. Los voluntarios, personas curtidas en zonas de conflicto, tratan de sacar un cuerpo sin vida de un pozo antes de que contamine el agua que abastece a un pueblo de los Balcanes. Humor, drama, ternura, peligro, realidad y esperanza: todo es posible en “un día perfecto”.

La vita facile. Dirigida por Lucio Pellegrini e interpretada por un elenco de estrellas de la élite del cine italiano narra la historia de un médico idealista y sensible que, a pesar de las enormes dificultades, saca adelante un pequeño hospital humanitario en África.

Diré tu nombre, dirigida por el actor y director Sean Penn y protagonizada por Charlize Theron y Javier Bardem, cuenta la realidad de los refugiados y la labor humanitaria de ONG internacionales como Médicos Sin Fronteras.

The White Helmets es un documental ambientado en Alepo, Siria y Turquía a principios del año 2016, que plasma la historia de tres voluntarios pertenecientes a los cascos blancos –grupo de salvamento en Siria compuesto por civiles- que son los primeros en llegar tras un bombardeo. Los tres hombres arriesgan hasta su vida para salvar a los ciudadanos que están perdidos, heridos o enterrados entre los escombros de la ciudad.

Y para terminar no os perdáis el cortometraje “Amor Scout”, realizado por el cineasta Roberto Pérez Toledo en el marco de la campaña “Haz Voluntariado Scout“, un corto que busca animar a jóvenes mayores de 21 años a informarse sobre la opción del voluntariado Scouts de España.

¡Que disfrutéis!

 

La solidaridad no descansa en vacaciones

Y por fin llegó agosto. Si eres de los rezagados y todavía no has cerrado tus vacaciones o no has encontrado el plan perfecto para estas fechas, tenemos varias propuestas que, además de disfrutar, te harán vivir una experiencia muy gratificante y de crecimiento personal.

La posibilidad de aportar nuestro granito de arena en nuestro tiempo de descanso a acciones solidarias se ha convertido en una opción cada vez más demandada entre jóvenes y mayores que quieren vivir experiencias únicas. El concepto de vacaciones solidarias es además mucho más amplio de lo que podemos imaginar.

La opción que más voluntarios atrae es la colaboración con una ONG sobre el terreno en un país en vías en desarrollo, donde tendremos contacto directo con la población local, además de la oportunidad de conocer otra realidad cultural. En el portal Haces Falta puedes consultar multitud de opciones de voluntariado en países en vías de desarrollo.

Si bien, además del voluntariado en terreno, también podemos involucrarnos en un proyecto de desarrollo sostenible, o simplemente, dedicar unas horas al día a una actividad de voluntariado. Lo podemos hacer en España pero también fuera de nuestras fronteras. Y precisamente en estas últimas actividades, se enmarca la reciente apuesta que han comenzado a poner en práctica algunos hoteles, al ofrecer a los turistas la posibilidad de dedicar un tiempo durante su estancia vacacional a alguna acción altruista o comprometida con el medio ambiente. Y no sólo es algo propio en los viajes a países en vías de desarrollo, también comienza a ser algo habitual entre la oferta hotelera de alta gama. El Hotel Central Park de Nueva York, por ejemplo, es uno de los primeros que se ha sumado a esta práctica solidaria y ofrece a sus huéspedes la oportunidad de participar en programas de reforestación y cuidado de parques públicos para la conservación de la Gran Manzana. Diferentes grupos ecologistas han llegado también a un acuerdo con el resort Emirates One & Only, en pleno valle de Wolgan, en las Montañas Azules de Australia, para que las personas hospedadas puedan llevar a cabo labores conservacionistas durante sus vacaciones. 

Además de los proyectos de cooperación internacional a los que te puedes sumar y que te llevarán a conocer otras culturas y a vivir una experiencia inolvidable, hay multitud de alternativas a nivel nacional o en Europa de lo más apasionantes. Es el caso de Salvamento Marítimo Humanitario que recientemente ha puesto en marcha la ONG PROEM-AID el proyecto Aita Mari para rescatar vidas en el Mediterráneo. Si te animas a formar parte de este gran proyecto, aprovecha la ocasión ya que necesitan voluntarios para cubrir diferentes perfiles: personal de máquinas, marinería, cocineros, socorristas, patrones de rescate, médicos, personal sanitario, psicólogo y pedagogos.

Dale un nuevo sentido a tus vacaciones y pon rumbo a la solidaridad.

 

Trata de personas: la esclavitud del siglo XXI

Más de 21 millones de personas –sobre todo mujeres y niños-  son víctimas de trabajos forzosos, incluida la explotación sexual, a lo largo de todo el planeta, según la Organización Internacional del Trabajo (OIT). En un claro atentado contra la dignidad y la libertad, mujeres, hombres y niños se convierten en “mercancías” en un siglo en el que la esclavitud sigue presente bajo otro nombre: la trata de personas. Aunque la finalidad más habitual es la explotación laboral y sexual, también hay víctimas sometidas a la servidumbre doméstica, matrimonios forzosos, mendicidad infantil  o extracción de órganos.

El comercio de seres humanos no sólo es uno de los peores crímenes contra la humanidad, también es el tercer negocio más lucrativo del mundo después del tráfico de drogas y armas, y mueve unos 26.000 millones de euros al año. Por ejemplo, la venta de una niña nepalí, según Ayuda en Acción, oscila entre los 850 y los 2.200 euros. Es el dinero que pueden llegar a conseguir los traficantes por una niña cuyo destino es la explotación sexual. Datos estremecedores que ponen precio a una vida.

Países como China se han sumado recientemente a la lista negra de los países donde más se trafica con personas en el mundo. Sudán, Corea del Norte, India, Nepal, Pakistán, Bangladesh, Uzbekistán, Albania, Vietnam… La lista es larga, pero no hace falta viajar a miles de kilómetros para toparse con este drama que destruye vidas y familias enteras. Aunque afecta en mayor medida a países con altos índices de pobreza, desigualdad de género, falta de oportunidades laborales y discriminación, es un problema global que no escapa a ningún país, tampoco al nuestro, donde llegan las mafias atraídas por la creciente demanda de prostitución. Por otra parte, la crisis de refugiados en Europa ha agravado el tráfico de personas en el viejo continente. Según la EUROPOL (Oficina Europea de Policía), más de 10.000 niños refugiados, que viajaban solos, se encuentran desaparecidos y la mayoría podría haber caído en manos de organizaciones de tráfico de personas.

Este domingo 30 de julio se conmemora el Día Mundial contra la Trata de Personas proclamado por las Naciones Unidas para promover una mayor conciencia sobre la situación de las víctimas. Desde la Fundación Mutua Madrileña nos sumamos a esta causa que por desgracia es uno de los asuntos de derechos humanos más trágicos y lamentables de nuestro tiempo.

La trata de seres humanos es un crimen silencioso, de difícil identificación. No perdona a ningún país y es una triste y desafiante realidad, por ello las ONG y los expertos reclaman, de un modo aún más especial en este día, un mayor compromiso de los gobiernos para acabar con esta lacra humanitaria que sesga las vidas de quienes la padecen. Naciones Unidas, UNESCO, UNICEF, ACNUR, Amnistía Internacional, Ayuda en Acción, Save the Children, Cáritas, Proyecto Esperanza o la Red Española contra la trata de personas dedican grandes esfuerzos a combatir esta lacra y todas ellas necesitan tu ayuda como voluntario y poner freno a quienes comercian con la vida.

Un verano de cuento

Tras una larga espera…. ¡llegaron las vacaciones para pequeños y mayores! Finalizado el curso escolar, se inician unos meses de disfrute y descanso. Y con las vacaciones llegan también las lecturas recomendadas. Durante el verano es importante que los pequeños, además de jugar y divertirse, no abandonen por completo sus hábitos de lectura. Y con el fin de fomentarles estos hábitos, os presentamos unas atractivas propuestas que les ayudarán a estimular la imaginación y a desarrollar, además, su lado más humano y solidario.

Un tobogán de amigos. Este relato escrito por Kerstin Schoene narra la historia de una tortuga triste y abatida, pues le gustaría ser veloz y ágil como el resto de animales. Por suerte tiene muchos amigos y entre todos encontrarán una solución para devolverle la sonrisa a la pequeña tortuga. Trabajarán en equipo y construirán con sus propios cuerpos un tobogán muy largo para que la tortuga pueda deslizarse y experimentar la velocidad en su propia piel.

El poder de una sonrisa. Mireia Monfort es la autora de este cuento sobre tolerancia y diversidad. Se trata de un relato inspirado en niños con Síndrome de Phelan-McDermid, una enfermedad rara cuya prevalencia permanece a día de hoy desconocida. Aunque este relato explica las características principales de esta enfermedad, se puede aplicar a cualquier otro trastorno poco frecuente, ya que habla sobre valores como la tolerancia y la diversidad. Los beneficios recaudados van destinados a la investigación de la enfermedad.

La princesa sin palabras. Es una preciosa historia sobre dos amigas que tienen hijas de la misma edad, que también son amigas a su vez, y aunque una de ellas está afectada por el Síndrome de Rett, una enfermedad rara que causa problemas en el habla y discapacidad motriz, no es motivo para que pasar el tiempo juntas se convierta en la mejor de las terapias. De esta relación nace La princesa sin palabras. Un cuento con el que su autora, la periodista y bloguera Cruz Cantalapiedra, pretende hacerle entender a su hija y a todos los niños, por qué su amiga Marta es diferente y por qué su amistad es tan importante para ella. Este título destaca valores como la empatía y la solidaridad, además de divulgar el conocimiento sobre el Síndrome de Rett.

Superhéroe, manual de instrucciones. Esta historia escrita por Kristy Dempsey aborda aspectos como la empatía, la tolerancia, la justicia, la solidaridad, el compañerismo o la generosidad a través de este divertido “manual” que ofrece siete sencillos pasos para convertirse en superhéroes. Además, los niños podrán conocer cuál es el superpoder elegido por su protagonista y ayudarle a salvar el mundo.

A través de estos cuentos podemos mostrar a los niños otras realidades, que les ayuden a ser tolerantes, respetuosos, generosos y altruistas. ¡Os deseamos un verano de cuento!

 

Un tándem perfecto

 

 

 

 

 

 

El 29,7% del total de los menores en España se encuentra en riesgo de pobreza. Son datos que ha facilitado esta misma semana el Gobierno a través de una respuesta parlamentaria. Si bien, más allá de estas cifras, encontramos historias reales de niños y jóvenes que viven en condiciones desfavorables y que ven limitado su acceso a oportunidades educativas, laborales, sanitarias y a servicios sociales de toda índole, y que, en algunos casos, son sujetos potenciales de agresiones físicas y psicológicas. Una limitación de oportunidades que compromete directamente el éxito escolar, que se manifiesta en dificultades de aprendizaje, absentismo y que acaba finalmente con el abandono escolar.

Una de las intervenciones que contribuyen a paliar esa situación son los espacios de socialización y apoyo, así como el acompañamiento escolar, algo que conocen muy de cerca voluntarios universitarios como Sandra, Paula, Natalia, Lola o Gyanu. Todos ellos forman parte de “EnTàndem -Mentoring social para niños/as y jóvenes”, un proyecto de mentoría social y educación integral de niños y jóvenes en exclusión social y/o dificultades, diseñado para atenuar las desigualdades educativas y sociales y luchar contra el fracaso escolar. Esta iniciativa, promovida por jóvenes voluntarios universitarios en colaboración con AFEV Cataluña, ha merecido uno de los galardones de la IV edición de los Premios al Voluntariado Universitario de la Fundación Mutua Madrileña. AFEV lleva nueve años trabajando con el proyecto EnTàndem en Barcelona, Badalona, ​​Barberà del Vallés y Santa Coloma. Durante estos años, un total de 656 voluntarios universitarios han participado en el proyecto como mentores.

Aunque nada tienen que ver el uno con el otro, Sandra y Dani forman un tándem perfecto. Sandra es estudiante universitaria y Dani es un adolescente en riesgo de exclusión social. Un día por semana comparten dos horas de su tiempo, que ha servido para forjar una bonita amistad que muy probablemente se extenderá más allá del voluntariado. “Sandra es muy buena persona, es como una hermana mayor. Confío plenamente en ella porque me enseña a valorar las cosas importantes de la vida, a centrarme y a ser mejor persona” apunta Dani.  Sandra, por su parte, asegura que tuvo una adolescencia muy difícil y que habría muchas cosas que le gustaría cambiar ahora desde la distancia y la madurez. “La adolescencia es un momento muy difícil, donde ciertos comportamientos y actitudes pueden determinar el rumbo de nuestras vidas. Yo también atravesé momentos delicados durante esta etapa, así que no dudé en participar en este voluntariado con adolescentes y niños que necesitan quién les escuche, y les de cariño y comprensión. Yo ayudo a Dani, pero él también me ayuda a mí, lo cual es muy gratificante”.

Durante el último curso, junto a Sandra, otros universitarios como Paula, Lola, Natalia o Gyanum han tenido ocasión de compartir historias, anécdotas, sueños, ilusiones y preocupaciones con niños y adolescentes como Zhen, Arthur o Gisela. Todos ellos se muestran plenamente satisfechos de haber estrechado durante este tiempo lazos de unión con sus tándem, así como de haber contribuido a mejorar las perspectivas de vida de sus mentorados. Tal y como constatan los servicios sociales, el 92% de los niños/as y adolescentes participantes en el proyecto han experimentado mejoras en el ámbito personal, en la adquisición de relaciones sociales y de relación y en sus hábitos de estudio. Y los voluntarios, por su parte, han adquirido importantes competencias  como la escucha activa, la concienciación social, el compromiso, la gestión de conflictos, la responsabilidad, la asertividad, la implicación y la empatía.

Despierta sonrisas: una declaración de intenciones

La sonrisa es un lenguaje universal, el lenguaje del alma que no entiende de razas, ni de ideologías ni de estratos sociales. Blanca, estudiante de farmacia y nutrición, acude una vez por semana al Colegio de Educación Infantil y Primaria Ausiàs March del Barrio de Nazaret, en Valencia, para “despertar sonrisas” y llevar un poquito de alegría a los alumnos de este centro para menores en riesgo de exclusión.  A María, cada martes, la reciben también con una gran sonrisa más de veinte niños de entre tres y cinco años que corretean por el patio y que se lanzan emocionados a sus piernas nada más verla. “Son capaces de quitarme el aliento con sus energías y de contagiarme su magia y sus ganas de vivir. Tan frágiles pero tan fuertes, cada uno tiene una historia que contar y muchas de ellas, la mayoría, historias que impactan”, cuenta María.

“No siempre podemos elegir la música que la vida nos pone, pero podemos elegir como la bailamos”. Con esa frase se quedó Gema el día que acudió como voluntaria al centro Rehoboth  para personas sin hogar y conoció a un joven de 22 años que se enfrenta a una vida llena de las incertidumbres que conlleva no tener un techo donde cobijarse cada noche. “Ese día decidí que quería seguir su ejemplo y animar a que todos lo sigan, porque si aprendemos a bailar la música que la vida nos regala, siempre podremos ser felices, estemos en la situación que estemos”, añade.

Blanca, María y Gema y otro medio centenar de estudiantes universitarios valencianos decidieron aportar su granito de arena a la sociedad y pensaron que la mejor manera de ayudar era dedicando parte de su tiempo a los colectivos más desfavorecidos. Todos ellos dan vida al proyecto “Despierta sonrisas” que ha sido distinguido en la IV edición de los Premios al Voluntariado Universitario de la Fundación Mutua Madrileña y que trata de devolver esperanza a los más vulnerables: menores en riesgo de exclusión social (atención en centros escolares de tipología CAES), personas sin hogar (asistencia alimentaria y de acompañamiento en centros específicos) y personas mayores (residencias).

Con el apoyo de la Fundación Iniciativa Social, los voluntarios universitarios atienden y ofrecen apoyo a estos tres colectivos socialmente sensibles, con el fin de aportarles un poco de felicidad. Los beneficiaros reciben de manos de los voluntarios “mochilas de sonrisas” llenas de aquello que necesiten. Por ejemplo, de material escolar, en el caso de los niños, o de productos para el aseo y la higiene personal, en el caso de ancianos y las personas sin hogar.

 

Este premio ha llenado de ilusión a sus promotores y les ha ayudado a seguir entregando mochilas de sonrisas.

Solidaridad y voluntariado, claves en la lucha contra incendios

Las tragedias desatan olas de solidaridad. Lo hemos podido comprobar en la gran respuesta ciudadana tras el devastador incendio desatado en Portugal, que se ha cobrado al menos 64 víctimas mortales. También, en esta última semana, en Moguer, muy cerca de la zona de mayor valor ecológico de España, en el Parque Nacional de Doñana, donde se desataba un nuevo incendio.

La acción del hombre y el calentamiento global hacen que los incendios sean cada vez más frecuentes e intensos y lo convierten en la principal amenaza para la conservación de los suelos y la biodiversidad. En la última década, en España cerca de 50.000 incendios forestales han convertido el fuego en uno de los problemas ambientales más importantes. 2017 ha sido, además, uno de los años más duros por la escasez de lluvias registradas y las altas temperaturas alcanzadas. Y por si fuera poco, en este frágil escenario, nos enfrentamos a uno de los periodos más secos y cálidos de los últimos años, por lo que la colaboración  ciudadana y, en especial, la ayuda de los voluntarios es prioritaria para extremar las precauciones y colaborar en la prevención de fuegos en montes y bosques.

El Ministerio de Agricultura, Pesca, Alimentación y Medio Ambiente publica en su web las distintas iniciativas de voluntariado ambiental de todas las Comunidades Autónomas y de ámbito estatal. “Plantabosques”, uno de los proyectos que resultó premiado en la III edición de los Premios al Voluntariado Universitario, es un claro ejemplo de los diferentes programas de voluntariado medioambiental que trabajan en la reforestación de montes arrasados por los incendios.

El verano es la época de mayor riesgo de incendios, de ahí que se deban redoblar los esfuerzos, la vigilancia y el mantenimiento de los bosques, montañas, montes y prados. Si quieres aportar tu granito de arena y sumarte al voluntariado forestal para combatir incendios y preservar estos espacios, debes cumplir dos requisitos: ser mayor de edad y tener tiempo libre. Podrás dar apoyo en las tareas de vigilancia, concienciar a la población e informar sobre el riesgo de incendios. Otras alternativas que ofrece este tipo de voluntariado es la detección de anomalías en los bosques, recogida de desperdicios, señalización y atención en casos de emergencia. Contribuirás a preservar nuestro patrimonio natural y salvarás vidas. Seguro que no necesitas más razones.

 

 

¿Listos para preparar vuestra candidatura a los Premios al Voluntariado Universitario?

Hace unos días arrancó la V convocatoria de los Premios al Voluntariado Universitario que promueve la Fundación Mutua Madrileña y que permanecerá abierta hasta el pró­ximo 31 de oc­tu­bre. Como sabemos que son muchas las dudas que os surgen a medida que preparáis el material requerido para poder participar, antes de poneros manos a la obra es importante que tengáis en cuenta algunos aspectos.

Antes de nada, debéis leer y revisar detenidamente las bases de los premios, de modo que cumpláis todos y cada uno de los requisitos que se establecen en ellas. El incumplimiento de alguno de los requisitos invalidará la candidatura. En primer lugar, la iniciativa debe estar impulsada y desarrollada por un grupo de estudiantes universitarios (mínimo 3 personas) que estén matriculados en cualquier universidad con sede en España y que estén cursando sus estudios actualmente (aquí se incluyen también estudiantes de postgrados y máster) o bien que los hayan finalizado hace menos de dos años (con posterioridad al 30 de septiembre de 2015). Además, los proyectos deben estar vinculados a entidades sin ánimo de lucro (asociaciones o fundaciones) y deben ser iniciativas que ya estén en curso o que vayan a ponerse en marcha antes del 31 de marzo de 2018. Asimismo, las ONG con las que se realicen los proyectos tienen que tener sede en España y estar inscritas en el registro correspondiente en nuestro país. Seguramente muchos de vosotros desconocíais que se admiten candidaturas presentadas en ediciones anteriores de los Premios. De ser así, deberéis indicar la edición a la que concurrió el proyecto.

Respecto a los materiales requeridos, os recordamos que en la ficha técnica deben figurar los datos de contacto del responsable del proyecto, que será uno de los voluntarios universitarios que promueven el proyecto, y no un responsable de la ONG. Por su parte, el resumen explicativo de la iniciativa no debe exceder las diez páginas y las fotografías que ilustren el proyecto deben tener una resolución mínima de 300 ppp y un máximo de 1 MG y estar en formato JPEG. Es preferible que sean horizontales y si las hacéis con un dispositivo móvil, debéis aseguraos que tengan el tamaño adecuado y la suficiente luz. Por otra parte, a la hora de grabar el vídeo del proyecto, os aconsejamos que grabéis en horizontal, cuidéis el audio e introduzcáis música, que optéis por planos y lugares con luz, que seáis lo más directos posibles, puesto que únicamente disponéis de 1 minuto para resumir vuestra iniciativa y que, por supuesto, os esmeréis en hacer un vídeo lo más vistoso posible, que refleje la grandeza de vuestro proyecto. Para terminar, sólo recordaros que  todos los materiales deben presentarse juntos en un único envío que deben realizar los alumnos y no los miembros de las ONG o de las universidades colaboradoras.

Con estas líneas queremos orientaros en el proceso de presentación de las candidaturas, pero si  todavía os queda alguna duda, estaremos encantados de atenderos vía email escribiendo a premios@fundacionmutua.es o en el teléfono 91 171 82 15.