Archivo de la etiqueta: asociación AMPARA

La puerta de la felicidad se abre hacia afuera

31_UNA MANO AMIGA EN TU HOSPITAL

Como ya os hemos informado, la semana pasada la Fundación Mutua Madrileña celebró la ceremonia de entrega de galardones de los III Premios al Voluntariado Universitario, un acto cargado de emoción e inmensa satisfacción. Sin duda alguna, uno de los momentos más emotivos fue cuando la representante del proyecto ganador “Una mano amiga en tu hospital”, Miriam Díez, leyó un conmovedor discurso que supone un alegato a favor de la solidaridad con los más desfavorecidos.

Desde este blog queremos compartir con todos vosotros este discurso que, estamos seguros, no os dejará indiferentes.

“Buenos días, mi nombre es Miriam Díez y he participado en el proyecto Una mano amiga en tu hospital de la ONG Desarrollo y Asistencia.

A mí la “Mutua Madrileña” me sonaba a seguros de coches. Sí, en la televisión veía los anuncios de coches y pensaba en ellos para cuando me sacara el carné. Pero me quedaba por descubrir esta faceta humanitaria que nos ha dejado a toda nuestra ONG Desarrollo y Asistencia muy gratamente sorprendidos.

Todos los galardonados en esta convocatoria estamos aquí para mostrar nuestro más sincero agradecimiento a la Fundación Mutua Madrileña por estos III Premios al Voluntariado Universitario.

Quienes hemos participado en estos premios somos jóvenes y tenemos una gran inquietud: construir una sociedad mejor. Inspirador

Y cada semana, hemos tenido que vencer la timidez para hablar con desconocidos, hemos dejado a un lado el examen del día siguiente, hemos dejado de mirarnos en el espejo a nosotros mismos y nos hemos dicho: “¡Venga! ¡Merece la pena charlar un ratito con Paulino, ese padre que lleva 27 años visitando diariamente a su hijo en coma!”. “¡Y cómo no vamos a visitar a Matilde, que está sola y nos está esperando!”. Estos y muchos casos más conocemos bien en la ONG Desarrollo y Asistencia.

Y seguro que en la ONG Ampara (asociación para la ayuda del recluso abandonado) habéis dicho: “¡Qué contento se va a poner Pablito, este niño que vive con su madre en la cárcel, cuando nos vea llegar para jugar con él al escondite!”.

Todos los que estamos aquí nos sorprendemos al conocer el esfuerzo de los voluntarios de la ONG Avinte y saber que un chico con parálisis cerebral, cuelga en su Facebook esa foto tan sonriente levantando su dedo derecho en su campamento de verano.

Y también, todos los presentes, vemos con admiración las habilidades sociales que van adquiriendo esos presos reclusos de Valencia con la ayuda de los voluntarios de la Obra Mercedaria de Valencia.

Y en la India, en Mumbai, niños afectados por el virus del sida reciben atención sanitaria y educación a través de la ONG Amics de Mumbai. A cambio, esos voluntarios se llevan las sonrisas de niños que no disfrutan de las prestaciones sociales a los que nosotros estamos tan acostumbrados.

Y desde Extremadura, la asociación “ADENEX”, participa en la reforestación y limpieza de los montes de la región y de Portugal, arrasados por incendios involuntarios o, a veces, tristemente provocados. ¡Qué diferencia entre quienes provocan daño y quiénes ofrecen su ayuda, verdad?

Y en nombre de todos los proyectos galardonados en los III Premios al Voluntariado Universitario, reiteramos el agradecimiento a la Mutua Madrileña. El premiar estas iniciativas nos anima a continuar en este camino y, asimismo, estamos seguros de que otros compañeros de nuestras universidades despertarán su espíritu solidario y compartirán nuestras inquietudes.

Al fin y al cabo, la puerta de la felicidad se abre hacia afuera. Y la Mutua Madrileña se implica en una sociedad mejor, tanto para quienes deseamos ayudar como para los que se dejan ayudar por nosotros. Hacer voluntariado es dar sin esperar nada a cambio, pero los que estamos metidos en ello sabemos que nos hace sacar lo mejor de nosotros mismos.

Asimismo, es de agradecer, además del reconocimiento, el importante apoyo económico (¡treinta y cinco mil euros!) otorgado por la Fundación Mutua Madrileña, que  nos va a ayudar a continuar desarrollando estos y nuevos proyectos.

Por último, quiero destacar que los jóvenes estamos cada vez más preocupados no solo por nuestra formación académica, sino también por las necesidades que vemos a nuestro alrededor. Los universitarios, con nuestro entusiasmo, nuestras ganas de vivir y el apoyo recibido por este organismo vamos a seguir trabajando por un mundo más humano.

Ser voluntario engancha

Te hace ver la vida de otra manera

Los jóvenes también queremos ayudar.

Ellos nos están esperando

Muchas gracias a la Mutua Madrileña y muchas gracias a todos por vuestra atención”