Archivo de la etiqueta: Chagua Maisha

“Elige vida”- Chagua Maisha

En el Barrio de Born City de Arusha, al norte de Tanzania, la educación y la sanidad son una realidad al alcance de la población local, gracias al trabajo de voluntarias como Marta y María. En junio de 2015, María se subió a un avión con otros dos compañeros de la universidad rumbo a Arusha para participar en un campamento de verano. Tanzania le cambió la vida y ya nada volvió a ser como antes. Regresó a Madrid para terminar sus estudios, pero Arusha nunca salió de su cabeza.

Lo mismo le ocurrió a su compañera, Marta o Martinha, como le gusta que la llamen, tras convalidar unas prácticas el verano anterior y regresar con María a Tanzania en 2015. Unidas por una misma causa, pusieron en marcha el proyecto “Chagua Maisha”, junto a otros 33 estudiantes universitarios y en colaboración con la ONG Progress for Africa Spain. Esta iniciativa, que significa “elige vida” en swahili, ha sido el proyecto ganador de los IV Premios al Voluntariado Universitario que concede la Fundación Mutua Madrileña. Estas dos estudiantes de Relaciones Internacionales trabajan junto al creador de la ONG en Tanzania y el resto de compañeros para sacar adelante este proyecto de cooperación, que ha 
permitido la construcción de un edificio-escuela en este enclave africano donde la población carece de los suministros más elementales. Bakari o
 el “jefe”, como le llaman los voluntarios, a sus 29 años trata de devolver a la comunidad las oportunidades que él tuvo cuando era pequeño. El edificio tiene un doble uso, como colegio de preprimaria proporciona educación a más de 50 niñas y niños de entre tres y siete años de edad, y como espacio público con un pequeño negocio o Duka, para proveer de bienes básicos a la comunidad.

Desde principios de 2017, niños y niñas como Noeli, Rania y Saidi acuden a clase diariamente. Por las mañanas y por las tardes participan en actividades extraescolares, de recreo o deportivas. Debido a la carencia de plazas en las escasas escuelas del barrio y a la falta de recursos económicos de sus familias, no tendrían acceso a la educación. Noeli, de cinco años, es un niño muy especial que fue rechazado en las demás escuelas de la zona por sus dificultades para hablar y su escasa movilidad. Hoy por hoy, se ha integrado perfectamente en el colegio con la ayuda de sus compañeros y ha mejorado notablemente su lenguaje y su  capacidad de movimiento. Este verano, “gracias al premio otorgado por la Fundación Mutua Madrileña, tenemos previsto la construcción de un parque infantil, una cocina y un espacio público para Chagua Maisha”, nos cuenta Marta. Actualmente Marta, como coordinadora y responsable del proyecto, continúa en Tanzania junto a otros voluntarios, y María estudia un Máster en Cooperación Internacional al Desarrollo en Madrid, y ya cuenta los días para que llegue el mes de julio y poder regresar a “su colegio”, “a su ciudad” y al que, en definitiva, ya se ha convertido en segundo hogar.