Archivo de la etiqueta: solidaridad

Solidaridad sin coste

Existen muchas formas de solidaridad y de voluntariado. Si eres de los que piensa que con una pequeña acción puedes cambiar las cosas, pero no tienes mucho presupuesto, aquí te ayudamos a ser solidario sin gastar dinero. Tan sólo tienes que mostrar cierta sensibilidad hacia las causas sociales y tener tiempo y ganas de dedicarte a los demás.

Puedes promover un proyecto o causa social con un solo click o simplemente reenviando un WhatsApp. En este sentido, las redes sociales son, hoy en día, de gran ayuda en la difusión de campañas solidarias. Un ejemplo claro fue la campaña solidaria  #MedulaParaMateo, que supuso una auténtica revolución de solidaridad en las redes sociales. Con un gesto sencillo como publicar en tu muro de Facebook, twittear o cambiar tu foto de perfil estarás contribuyendo a una buena causa.

También puedes donar objetos materiales como ropa, comida o juguetes que ya no utilizas a otras personas que necesitan bienes de primera necesidad y que carecen de recursos para acceder a ellos. En el caso concreto de la ropa, algunas ONG como Cruz Roja y Cáritas, entre otras muchas, se encargan de que la ropa que donamos llegue a los que más lo necesitan. En lo que alimentación se refiere, la Federación Española de Bancos de Alimentos (FESBAL) promueve campañas como la Operación KILO, que permite al Banco de Alimentos obtener alimentos no perecederos, fomentar la solidaridad y concienciar a la sociedad sobre el problema del hambre que existe en nuestro entorno. Para ello, realiza campañas especiales en supermercados, en eventos solidarios, centros educativos o empresas y recoge alimentos en cualquiera de sus 54 bancos repartidos por la geografía española. Además, una vez al año organiza la Gran Recogida de Alimentos que su última edición consiguió reunir 22.000 toneladas y contó con la colaboración de 29.000 voluntarios. Otras organizaciones, como Cáritas, recogen muebles, electrodomésticos o enseres en buen estado.

Y si tu debilidad son los niños, existen muchas organizaciones que llevan a cabo recogida de juguetes, peluches, bicicletas o material escolar y no sólo en fechas señaladas como en Navidad o Reyes. Bicicletas sin fronteras repara bicicletas que aportan los donantes y las envía a países como Senegal para que los niños puedan ir a clase y no tengan que caminar durante horas para poder ir al colegio.  Juegaterapia, hace acopio de consolas, videojuegos y mandos para que los niños enfermos de cáncer tengan una estancia más llevadera en los hospitales. Juguetesolidario.org colabora con asociaciones locales y envía a hospitales, colegios o asociaciones de padres los juguetes que recoge. Por su parte, la Asociación Ningún Niño Sin Sonrisa, por su parte, organiza mercadillos y otras actividades infantiles durante el año para recoger juguetes, peluches y cuentos nuevos o de segunda mano.

Y, por supuesto, siempre podrás apuntarte al voluntariado y donar tu tiempo, las alternativas son infinitas en tu barrio, en tu ciudad, en España y en otros países. La solidaridad está al alcance de todos.

La cocina de Walmara, mucho más que alimento

En Walmara no hay luz, ni agua corriente, ni motos, ni coches, pero sí muchos niños. En esta localidad de Etiopía, situada en la región de Oromía, al norte del capital del país, las condiciones de vida son especialmente duras para los más pequeños.  Bihanu, Bachu, Mesthu o Kuma son algunos de los niños etíopes beneficiarios de “La cocina de Walmara”, uno de los proyectos de cooperación internacional que han sido distinguidos en la cuarta edición de los Premios al Voluntariado Universitario impulsados por la Fundación Mutua Madrileña.

Esta iniciativa, promovida por estudiantes de varias universidades españolas en colaboración con la ONG Abay Etiopía, trata de introducir mejoras en la cocina del único colegio de la zona (iniciativa también de la ONG), y proporcionar un desayuno y una comida a alumnos de entre 3 y 7 años de edad, para muchos, la única comida que hacen al día.  Abay Etiopía, que nace de la concienciación de padres adoptantes y personas interesadas en el desarrollo del país, trabaja intensamente para erradicar la pobreza y promover la igualdad de oportunidades mediante el desarrollo de proyectos educativos y sanitarios en apoyo a la comunidad.

“Desde hace cuatro años tenemos un comedor escolar en nuestro colegio de Walmara, pero necesitábamos mejorar la cocina con una encimera, hornos de leña y una campana extractora. Gracias a la ayuda de la Fundación Mutua Madrileña daremos de comer a más de 150 niños y ofreceremos 400 meriendas y desayunos diarios. Podremos así satisfacer las necesidades nutricionales de nuestros alumnos de infantil, así como las de los chavales que vienen a las escuelas deportivas y los niños pastores que estudian en horario nocturno y que caminan más de 2 horas para poder llegar al colegio”, cuenta Beatriz González, responsable y coordinadora del proyecto. Desde Málaga, pero con el corazón en Walmara, esta estudiante vocacional de segundo año de Grado de Trabajo Social y madre de una niña de origen etíope, es también la coordinadora de un pequeño taller de costura en Walmara, donde confeccionan muñecas y pelotas de tela para los más pequeños del colegio. “Son niños que nunca han tenido un juguete en sus manos, ¡imagínate sus caras!”, relata Beatriz. “En nuestras aulas canguro tenemos 130 niños de entre tres y siete años y cada uno es especial. Es increíble ver cómo crecen y cómo evolucionan”, relata emocionada. Además, “muchos de ellos son niños con síndrome de Down y otras deficiencias mentales, por lo que hemos puesto en marcha una nueva aula en el colegio de atención especial, que estará terminada en un par de meses”, prosigue.

Ya ha comenzado la reforma de la nueva cocina y, mientras, Abay sigue ampliando horizontes. Beatriz, junto a otros voluntarios universitarios como Sara, Anne, Unai, Adrián, Cristian, Javier, Alexandra, Lucas y otros miembros de la ONG como Iñaki y Uzube, entre otros, sueñan ahora con construir un nuevo colegio para el pueblo, para niños de entre 7 y 14 años que no tienen ninguna posibilidad de estudiar. “Cuando terminemos la reforma de la cocina y el comedor, y se construya el aula de apoyo educativo y un gallinero, que nos permita tener huevos cada semana para los niños, confiamos en lograr financiación y apoyo para poner en marcha el nuevo cole”. Abay es una rueda que no para de girar. “Es muy emocionante saber que nuestros niños tienen un futuro mejor gracias a Abay y a la generosidad de miles de personas”, añade Beatriz.

 

Refugiados pero no olvidados

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

El último ataque con armas químicas al pueblo sirio ha vuelto a centrar nuestra atención en los refugiados y en este país que sigue atormentado por la guerra. Tras seis largos años de enfrentamientos, las cifras del conflicto bélico son sobrecogedoras: entre 320.000 y 450.000 personas han muerto, 1,5 millones han resultado heridas, el 50% de las infraestructuras del país han sido destruidas y al menos cinco millones de sirios se han visto obligados a huir del país mientras que entre seis y ocho millones de ciudadanos han abandonado sus hogares y se han desplazado a otras zonas “más seguras” de Siria.  Es el resultado de una guerra que se libra a menos de 5.000 kilómetros de nuestras fronteras y que parece no tener fin.

Con el fin  de hacer llegar ayuda humanitaria, ONG internacionales con sede en España, como UNICEFSave The Children, Médicos del Mundo y Médicos sin fronteras, Cruz Roja Española, Oxfam Intermon España y ACNUR, atienden a las personas desplazadas en las zonas de conflicto y en los campos de refugiados. Asimismo, entidades españolas como la Comisión Española de Ayuda al Refugiado (CEAR), Red Acoge , Olvidados o Diversidades prestan apoyo a los refugiados en zonas de conflicto, así como en los distintos países de asilo o en España. Cada una de estas organizaciones trabaja por garantizar el derecho al asilo, así como la protección a las personas refugiadas. Y para lograrlo, necesitan el incondicional apoyo de los voluntarios, que pueden ayudar tanto de forma virtual, como presencial, en diferentes áreas de trabajo de las distintas organizaciones, entre los que destacan los campos de refugiados Grecia, Italia y Turquía, además de Siria.

Desde la Fundación Mutua Madrileña nos complace constatar que los jóvenes universitarios españoles están comprometidos con su tiempo y con las causas sociales. Así, cerca de una decena de los proyectos que han concurrido a la última edición de los Premios al Voluntariado Universitario tratan de ofrecer nuevas oportunidades a los desplazados y refugiados procedentes de distintos países. Todas ellas, grandes iniciativas que demuestran que es posible cambiar la vida de estas personas que se encuentran en una extrema situación de vulnerabilidad.

 

“Elige vida”- Chagua Maisha

En el Barrio de Born City de Arusha, al norte de Tanzania, la educación y la sanidad son una realidad al alcance de la población local, gracias al trabajo de voluntarias como Marta y María. En junio de 2015, María se subió a un avión con otros dos compañeros de la universidad rumbo a Arusha para participar en un campamento de verano. Tanzania le cambió la vida y ya nada volvió a ser como antes. Regresó a Madrid para terminar sus estudios, pero Arusha nunca salió de su cabeza.

Lo mismo le ocurrió a su compañera, Marta o Martinha, como le gusta que la llamen, tras convalidar unas prácticas el verano anterior y regresar con María a Tanzania en 2015. Unidas por una misma causa, pusieron en marcha el proyecto “Chagua Maisha”, junto a otros 33 estudiantes universitarios y en colaboración con la ONG Progress for Africa Spain. Esta iniciativa, que significa “elige vida” en swahili, ha sido el proyecto ganador de los IV Premios al Voluntariado Universitario que concede la Fundación Mutua Madrileña. Estas dos estudiantes de Relaciones Internacionales trabajan junto al creador de la ONG en Tanzania y el resto de compañeros para sacar adelante este proyecto de cooperación, que ha 
permitido la construcción de un edificio-escuela en este enclave africano donde la población carece de los suministros más elementales. Bakari o
 el “jefe”, como le llaman los voluntarios, a sus 29 años trata de devolver a la comunidad las oportunidades que él tuvo cuando era pequeño. El edificio tiene un doble uso, como colegio de preprimaria proporciona educación a más de 50 niñas y niños de entre tres y siete años de edad, y como espacio público con un pequeño negocio o Duka, para proveer de bienes básicos a la comunidad.

Desde principios de 2017, niños y niñas como Noeli, Rania y Saidi acuden a clase diariamente. Por las mañanas y por las tardes participan en actividades extraescolares, de recreo o deportivas. Debido a la carencia de plazas en las escasas escuelas del barrio y a la falta de recursos económicos de sus familias, no tendrían acceso a la educación. Noeli, de cinco años, es un niño muy especial que fue rechazado en las demás escuelas de la zona por sus dificultades para hablar y su escasa movilidad. Hoy por hoy, se ha integrado perfectamente en el colegio con la ayuda de sus compañeros y ha mejorado notablemente su lenguaje y su  capacidad de movimiento. Este verano, “gracias al premio otorgado por la Fundación Mutua Madrileña, tenemos previsto la construcción de un parque infantil, una cocina y un espacio público para Chagua Maisha”, nos cuenta Marta. Actualmente Marta, como coordinadora y responsable del proyecto, continúa en Tanzania junto a otros voluntarios, y María estudia un Máster en Cooperación Internacional al Desarrollo en Madrid, y ya cuenta los días para que llegue el mes de julio y poder regresar a “su colegio”, “a su ciudad” y al que, en definitiva, ya se ha convertido en segundo hogar.

 

 

La magia de los cuentos: solidaridad desde la infancia

Los adultos somos el modelo a seguir para los más pequeños. En un intento de parecerse a nosotros, los niños tratan de imitar nuestros hábitos, comportamientos, nuestra forma de vida, e incluso nuestra forma de pensar. Por ello, debemos ser el mejor ejemplo para ellos, animándoles a promover buenas acciones y a vivir la solidaridad en el sentido más amplio de la palabra desde sus primeros años de vida. Y no hay mejor manera de enseñar valores a los niños que a través de los cuentos y de sus mensajes llenos de solidaridad, respeto, compañerismo, empatía y amistad. Aquí os damos unas breves pinceladas sobre algunos relatos infantiles y os invitamos a poner en práctica los distintos valores que transmiten.

Pájaro amarillo. Este relato, escrito por Olga de Dios, cuenta la historia de pájaro amarillo, un ave que no puede volar  porque sus alas son demasiado pequeñas. Junto a su amigo Teo consigue crear un invento que le permite volar y trasladarse a lugares insólitos en los que va compartiendo su experimento con otros animales que, al igual que él, tampoco pueden volar. Este relato habla del valor de compartir y de la felicidad inmensa que puedes provocar en los demás si compartes.

El Monstruo Rosa. Este cuento “para peques de 3 a 99 años”, como dice su autora -Olga de Dios-, se centra en el valor de la diferencia y en la capacidad de integración del ser humano. Una historia para entender la diversidad como elemento positivo y enriquecedor de nuestra sociedad desde la infancia.

Daniel y las palabras mágicas. ¿Quieres ser un mago de las palabras amables?, pregunta a sus lectores el protagonista de este cuento escrito por Susanna Arjona Borrego. Las palabras amables son mágicas, son como llaves que te abren la puerta de los demás. A través de este cuento, el protagonista descubrirá la importancia que tiene la amabilidad en el trato con los demás.

Un caracol nunca está solo. Este es un cuento muy especial, un texto escrito por y para los niños que habla de amistad, amor, compañía y apoyo. Redactado por 11 bloggers y sus hijos, destina su recaudación íntegra a la Fundación Juegaterapia, cuyo fin es hacer más llevadera la estancia en el hospital a cientos de niños a través del juego. María José Cayuela (Blog Moda Bebé), Carol Botín (Hadas y Cuscus), Mar Ramos y María Alonso (Sonambulistas), Lucía Sández (Baballa), María Cañal (Escarabajos, bichos y mariposas), Beatriz Gaspar (Con botas de agua), Raquel Bermejo (Petit-on), Marta Borraz (Mamás Molonas), Cristina Camarena (Kireei), Patricia López (Decopeques) y Marta Parra (Una mamá diseñadora) son los bloggers que han participado en esta iniciativa, junto a sus hijos Víctor, Mireia, Jorge, Alonso, Martina, Blanca, Ana, Lino, Bosco, Nico, Martina, Lucía, Nil, Biel y Pedro.

Si tienes habilidades teatrales y crees en el poder que tienen los cuentos para transmitir valores en los más pequeños, quizás también puedas destinar parte de tu tiempo colaborando con alguna asociación ejerciendo de cuentacuentos en hospitales o representando funciones para niños.  Otro día os hablaremos en profundidad de acciones de voluntariado como cuentacuentos y de animación hospitalaria.

 

Solidaridad en tiempos difíciles

 

 

 

 

 

 

 

 

Nuestra sociedad va tomando mayor conciencia de los problemas globales. Por esta razón, hoy queremos hablar de solidaridad, uno de los valores que hacen grande al ser humano. Según el último Informe sobre el sector de las ONGD, que acaba de presentar la Coordinadora de ONG para el Desarrollo-España, el apoyo ciudadano a las ONG de cooperación al desarrollo va en aumento.

Así, el número de españoles que colaboran con alguna entidad ha aumentado un 20% desde 2008, hasta los 2,4 millones de personas en 2015, de las que 20.000 eran voluntarios (un 7% más que entonces). Crece también la cuantía que los donantes privados han aportado a las organizaciones que trabajan en proyectos en países en vías de desarrollo, que ascendió a los 300 millones de euros, un 30% más que en 2013. Con presencia en 110 países de todo el mundo, las ONG de Desarrollo ayudan a 35 millones de personas vulnerables.

El apoyo de los ciudadanos al trabajo que realizan las ONG no se limita exclusivamente a las contribuciones económicas. De hecho, tal y como señala este informe, una de las grandes fortalezas con las que cuenta el sector es la labor de voluntariado que realizan más de 20.000 personas. Una cifra que se ha visto incrementada un 7% desde 2008, lo que viene a demostrar una vez más que el compromiso ciudadano se ha consolidado en un tiempo en el que los problemas globales se han agudizado.

Promover el voluntariado, especialmente desde el ámbito universitario, es precisamente uno de los grandes propósitos de la Fundación Mutua Madrileña. Para ello, desde hace cuatro años pone en marcha los Premios al Voluntariado Universitario con el fin de reconocer, apoyar y promover la labor de los jóvenes universitarios que colaboran en proyectos de voluntariado social. Y no podemos estar más satisfechos, pues tal y como refleja el último Estudio sobre Voluntariado Universitario realizado por la Fundación Mutua Madrileña -en el que han participado 38 universidades y 70 ONG-, el compromiso y el interés con los colectivos más desfavorecidos crece cada año.

El curso pasado, el 62% de universidades españolas emprendió más actividades solidarias que en el anterior y el 94% de las ONG cuenta con voluntarios universitarios entre sus colaboradores. Nuestros jóvenes se vuelcan especialmente con la infancia, las personas mayores y la cooperación al desarrollo. Os recordamos que tenéis disponible toda la información sobre el IV Estudio sobre Voluntariado Universitario aquí.

Este año ¡apúntate al voluntariado internacional!

cooperación internacionalYa adentrados en el nuevo año y haciendo repaso a la lista de buenos propósitos, son muchos los que además de los clásicos dejar de fumar, apuntarse al gimnasio, estudiar idiomas o dedicar más tiempo a la familia y amigos, también contemplan colaborar en algún voluntariado. Muchas de estas buenas intenciones se quedan atrás, pero quienes se lanzan a colaborar en una acción solidaria se mantienen fieles a su compromiso porque el voluntariado, engancha.

Precisamente, en estos primeros meses del año, es el momento en el que las ONG comienzan a informar y a formar a voluntarios para sumar a sus proyectos de cooperación internacional. Muchos de ellos se desarrollan durante el  verano. La formación de voluntarios es uno de los pilares fundamentales de las acciones emprendidas por las organizaciones, especialmente en el ámbito internacional.

Si estás interesado en sumarte a algún proyecto de cooperación internacional, aquí te dejamos algunas propuestas de algunas entidades sin ánimo de lucro que ya tienen en marcha iniciativas muy interesantes:

Voluntariado en Honduras. CC ONG busca voluntarios para un centro de acogida de menores con problemáticas muy diversas para ayudar a las cuidadoras con la atención de los niños, ayudándolos con los deberes  o impartiendo talleres  lúdico-educativos. La organización está inmersa en más 350 proyectos relativos a la salud, educación, desarrollo económico, infraestructuras, medio ambiente, turismo, agricultura y cultura.

Voluntariado en Burkina Faso, África Occidental. CC ONG te propone sumarte al equipo de voluntarios para el Orfanato de Kisito y el orfanato Saints Innocents, así como para organizar talleres de informática, idiomas o alfabetización para personas con discapacidad en Ouagadougou.

Voluntariado en Nepal. La Asociación Tierra, Agua y Sol organiza un viaje solidario a Nepal en Semana Santa. La organización tiene en marcha un proyecto de ayuda humanitaria en una casa de acogida para 17 niñas en Kathmandu.

Estos son sólo algunas propuestas pero hay muchas otras. A través del Cuerpo Europeo de Voluntariado o en páginas como voluntariosenelmundo.org o hacesfalta.org  podrás acceder a los proyectos de cooperación que más te encajen. Participar en actividades que persiguen la justicia social, conocer otras culturas y otras realidades sociales o económicas y convivir con personas de otro país, nos permite valorar lo que realmente importa y nos ofrece otra perspectiva de la vida. No lo pienses más y ¡súmate al voluntariado internacional! ¡Tú ganarás y ellos te lo agradecerán!

Reyes 2017: dona juguetes, regala ilusión

magia-solidaria_baja-18

Al llegar la Navidad, gracias a la solidaridad de muchas familias y a la puesta en marcha de numerosas campañas de recogida de juguetes, los niños sin recursos podrán también soñar con la llegada de SSMM Los Reyes Magos. Si todavía no lo has hecho, qué mejor momento para revisar con los más pequeños de tu entorno el cargamento de juguetes que tienen en buen estado y que no usan, bien porque pierden el interés con la llegada de otros nuevos o porque son juguetes que ya no van acorde a su edad. En estas fechas, con una sencilla acción como esta podemos hacer un poquito más felices a los que más lo necesitan y, especialmente, a los niños.

Aunque nos encontramos en la recta final de las fiestas navideñas, todavía son muchas las campañas abiertas. Aquí tenéis algunas iniciativas y organizaciones que permiten hacer donaciones de todo tipo, tanto de juguetes nuevos como de juguetes usados:

Juegaterapia recoge las consolas y portátiles que luego se donan a hospitales que disponen de áreas de oncología infantil. Cada consola lleva asociada una etiqueta con los datos del donante para que el niño que la reciba pueda contactar y agradecer el envío de la consola.

– La web juguetesolidario.org, por su parte, se ocupa de la captación de juguetes y, en colaboración con asociaciones locales, los envía a hospitales, colegios o asociaciones de padres que se encargan de hacer  llegar las donaciones.

Reyes Magos de Verdad. Esta campaña, puesta en marcha por un grupo de amigas hace siete años, atiende a niños que se encuentran en hogares de acogida, niños que han sido separados de sus familias o pequeños que viven con sus madres en la cárcel o en pisos de acogida. No reciben cualquier regalo, reciben aquél que han pedido en su carta a SSMM los Reyes de Oriente.

– Organizaciones como Cáritas, también recogen y reparten juguetes. Cruz Roja, por su parte, acaba de echar el cierre a la campaña “Sus derechos en juego”, habilitando puntos de recogida en todo el territorio nacional.

Otras entidades como la  Asociación Nuevo FuturoCasa Caridad de ValenciaCEPRI y la Fundación Padre Garralda-Horizontes Abiertos solicitan juguetes para posteriormente distribuirlos pero, en este caso, debe tratarse únicamente de juguetes nuevos.

Si quieres más información sobre los programas de recogida de juguetes de tu localidad, puedes acudir además a los ayuntamientos y las parroquias que, a menudo, suelen estar implicados en estas iniciativas.

¡Feliz 2017!: año nuevo, nuevos proyectos

feliz-2017Sólo quedan unos días para despedir el año y no queríamos dejar de hacer un amplio repaso a la actividad que hemos llevado a cabo a lo largo de todos estos meses. Lo que más nos satisface es comprobar que los jóvenes universitarios españoles se sienten cada vez más comprometidos con el momento que les ha tocado vivir y están dispuestos a dedicar parte de su tiempo a los más desfavorecidos. Y para muestra un botón: el IV Estudio sobre Voluntariado Universitario que presentó la Fundación Mutua Madrileña hace unos meses ponía de relieve que el 62% de universidades españolas emprendió más actividades solidarias respecto al año anterior.

Este año además se han presentado un total de 117 candidaturas a los IV Premios al Voluntariado Universitario organizados por la Fundación, un 14% más que en el año pasado, lo que ha permitido batir un nuevo récord de participación. En este centenar de proyectos participan más de 5.200 estudiantes de 70 universidades de toda España y 14 extranjeras, y se benefician de forma directa o indirecta, más de dos millones de personas. Hoy por hoy, el jurado de los premios se encuentra inmerso en el proceso final de valoración de los proyectos presentados y pronto podremos conocer a los ganadores.

Asimismo, recordaréis que en el primer trimestre del año, la Fundación Mutua Madrileña hizo entrega de los III Premios al Voluntariado Universitario. “Una mano amiga en tu Hospital” fue el proyecto ganador de la convocatoria. Con más de 15 años de trayectoria y amparado por la Fundación Desarrollo y Asistencia, realiza tareas de acompañamiento y apoyo afectivo a personas que están en soledad en 12 hospitales de la Comunidad de Madrid. En su mayor parte son mayores dependientes o personas que tienen algún tipo de discapacidad o limitación funcional que, por causa de una enfermedad aguda, crónica o terminal, están ingresadas en un hospital o acuden al servicio de urgencias o a las consultas externas. Asimismo, se otorgaron otros cinco premios a los siguientes proyectos: “Malala”, “Campamento AVINTE”, “Pokito a poco”, “Plantabosques”, “Proyecto educativo en dos orfanatos de Mumbai”.

Como veréis, 2016 ha estado protagonizado por la solidaridad, el esfuerzo y la dedicación de los jóvenes universitarios. Esperamos dar la bienvenida a un 2017 repleto de nuevos y prometedores proyectos. Desde la Fundación Mutua Madrileña seguiremos trabajando, con vuestra ayuda, por lograr una sociedad más justa. ¡Feliz 2017!

 

Súmate al voluntariado con el nuevo Cuerpo Europeo de Solidaridad

esc-logo-es-copiaSi estás pensando comenzar el año uniéndote a algún programa de voluntariado, el Cuerpo Europeo de Solidaridad (CES) es una interesante opción. Se trata de un nuevo organismo que ha puesto en marcha la Comisión Europea, con el fin de crear oportunidades para que los jóvenes trabajen como voluntarios o colaboren en proyectos de acción social en sus países de origen o en el extranjero. El CES, que sustituye al actual Servicio Voluntario Europeo (SVE), ampliará los medios actuales disponibles, y la financiación provendrá de diferentes programas europeos, como Erasmus+, Life o el Fondo Europeo de Desarrollo Regional (FEDER).

El programa CES se dirige especialmente a jóvenes europeos de entre 18 y 30 años. Si es tu caso, puedes inscribirte en él a través de su web http://europa.eu/solidarity-corps. Tendrás la oportunidad de participar en un proyecto de voluntariado o de formación, disfrutar de un período de prácticas e incluso acceder a un empleo durante un período de entre 2 y 12 meses. A través del programa se ofrece la posibilidad de participar en una amplia gama de proyectos relacionados con la ayuda a la prevención de catástrofes naturales o a la posterior reconstrucción, la asistencia en centros de acogida de solicitantes de asilo u otros problemas de tipo social. Podrás acudir como voluntario, por ejemplo, a cualquier escenario donde sea necesaria la ayuda humanitaria, como es el caso de los campos de refugiados en Italia y Grecia, donde existen grandes necesidades.

A partir de 2017, las asociaciones y ONG, por su parte, tendrán acceso a esta bolsa de voluntarios, y seleccionar a aquellos que se adapten mejor a sus necesidades. De aquí a 2020, el principal reto del Cuerpo Europeo de Solidaridad es contar en su programa con más de 100.000 jóvenes europeos. Si estás dispuesto a dedicar parte de tu tiempo a los demás ¡Súmate al reto y únete hoy mismo al Cuerpo Europeo de Solidaridad!