Secunda Smile: sumar vida a los días repartiendo sonrisas


La palabra cáncer paraliza a cualquiera. Y, pese a que sabemos que en muchos casos se puede vencer, es inevitable echarse a temblar cuando a alguien cercano le diagnostican la enfermedad o nos comunican que tenemos que enfrentarnos a este “monstruo” llamado cáncer. Hay un antes y un después, el mundo se para y lo que de verdad importa aflora en forma de fuertes sentimientos y sensaciones…miedo, angustia, preocupaciones ante un futuro incierto o frente al tratamiento que tendremos que recibir. En momentos como estos es fundamental mantener una actitud positiva y rodearse de profesionales que inspiren confianza y de un entorno cercano que nos ayude a pasar por este trance. Está comprobado que las actitudes negativas, la ansiedad y el estrés afectan al estado de ánimo y deprimen el sistema inmunológico.

Precisamente, para hacer algo más llevadera esta larga travesía, surgen iniciativas como “SECUNDA Smile: acompañamiento a pacientes onco-hematológicos”, que se desarrolla en la planta de onco-hematología del Hospital General Universitario Santa Lucía de Cartagena, Murcia. Este proyecto, impulsado por un equipo de medio centenar de voluntarios (todos ellos alumnos de la Escuela de Enfermería de Cartagena) en colaboración con la Fundación FADE, proporciona atención y acompañamiento a los adultos hospitalizados en el centro, así como a sus familiares y cuidadores.

 “Tratamos de mejorar la calidad de vida de los pacientes que pasan largas temporadas ingresados y de sus familiares, cubriendo algunas de sus necesidades, como el acompañamiento, la atención o el entretenimiento, con el propósito de aminorar las consecuencias negativas de la hospitalización”, explica Conchi Ibarra, voluntaria del proyecto. “Una vez que nos ganamos su confianza, les ayudamos a exteriorizar el miedo y a quitarse un peso de encima. Esto es especialmente importante en personas que están solas o que, por determinadas circunstancias, no tienen la posibilidad de tener cerca a sus familiares. Simplemente escuchándoles y compartiendo tiempo con ellos se sienten reconfortados, lo cual ya es mucho”.

Laura Cerezuelo tiene 21 años y es otra de las voluntarias del proyecto. Estudiante de Enfermería en su último año de carrera, se alistó al programa desde el comienzo del mismo. Después de casi dos años cree que todos los universitarios de esta especialidad deberían participar en este proyecto o en algún otro similar. “Es una experiencia complementaria y necesaria para cualquier estudiante de la rama sanitaria, que me ha hecho crecer tanto personal como profesionalmente”.

Secunda Smile se apoya en la filosofía de los Cuidados Paliativos y apuesta por sumar vida a los días -más que días a la vida- a través de las diferentes actividades como el acompañamiento a pacientes; talleres de arte, de manualidades y de cine o actividades artísticas y lúdicas, entre otras. Este proyecto fue galardonado con un segundo premio en la V edición de los Premios al Voluntariado Universitario que promueve la Fundación Mutua Madrileña.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Las siguientes reglas del RGPD deben leerse y aceptarse:
Este formulario recopila tu nombre, correo electrónico y el contenido para que podamos realizar un seguimiento de los comentarios dejados en la web. Para más información revisa nuestra política de privacidad, donde encontrarás más información sobre dónde, cómo y por qué almacenamos tus datos.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.