Archivo de la etiqueta: premios voluntariado universitario

VI Premios al Voluntariado Universitario, resolvemos todas tus dudas

Entramos en la cuenta atrás para la finalización del plazo de presentación de las candidaturas a los VI Premios al Voluntariado Universitario, que termina el próximo 31 de octubre a las 14:00 horas. Si colaboras en algún proyecto de voluntariado que esté amparado por una entidad sin ánimo de lucro, no lo dudes y presenta tu iniciativa porque tu labor social puede ser reconocida.

Si te quedan algunas dudas, en este post te las despejamos todas. Estamos deseando que nos cuentes cómo estás ayudando a cambiar el mundo, así que no esperes más y léete esta guía exprés en la que te ayudamos a preparar tu candidatura.

¿Qué materiales debo presentar?

Una Ficha Técnica con los datos principales del proyecto, una presentación más amplia del proyecto (máximo 10 páginas en formato Word o PDF), un vídeo de no más de 1 minuto de duración que resuma la candidatura, 3 ó 4 fotografías en alta resolución que ilustren el proyecto y documentos que acrediten que los voluntarios que participan en el proyecto son universitarios o que han finalizado sus estudios hace menos de dos años.

¿Cómo puedo demostrar mi condición de universitario?

Resguardo de matrículas, pago de tasas, notas, justificante realizado por la universidad. Si ya te has graduado puedes enviarnos una fotocopia del título o el resguardo de haberlo solicitado. Por supuesto, todos estos datos serán tratados de forma absolutamente confidencial y únicamente los tendremos en cuenta para comprobar que cumplís con los requisitos.

 Estoy estudiando un ERASMUS o un máster fuera de España ¿puedo participar?

Sí, siempre y cuando la Universidad o Escuela de Negocios en la que estés cursando tus estudios tenga sede en España.

¿Cuántos universitarios tienen que participar en el proyecto?

Como mínimo, tienen que participar tres estudiantes universitarios que estén cursando la carrera o que hayan finalizado sus estudios hace menos de dos años.

¿Quién debe presentar la candidatura a los Premios?

Aunque el proyecto se desarrolle bajo el paraguas de una entidad sin ánimo de lucro, la candidatura debe ser presentada por los propios universitarios, ni la ONG ni la universidad.

Soy voluntario, pero no colaboro con ninguna entidad sin ánimo de lucro, ¿puedo participar?

No, los proyectos siempre deben estar vinculados a ONG con sede en España, constituidas como asociaciones sin ánimo de lucro o fundaciones inscritas en el registro correspondiente en nuestro país.

Nuestro proyecto aún no ha comenzado, ¿podemos participar?

Sí, se pueden presentar tantos proyectos en curso como proyectos que vayan a iniciarse antes del 31 de marzo de 2019.

Nos hemos presentado otros años, ¿podemos volver a participar?

Por supuesto. De hecho, en otras ocasiones han sido premiadas candidaturas que se han presentado en años anteriores. Eso sí, si vuestro proyecto ya participó en pasadas ediciones, por favor, señalad en la documentación en qué edición concurristeis.

¿Puedo presentar varias candidaturas?

¡Claro! Tantas como proyectos realicéis en una o varias ONG.

¿Cuánto es la cuantía del premio?

La Fundación Mutua Madrileña destina 35.000 euros a la puesta en marcha o sostenimiento de los proyectos que resulten ganadores (10.000 euros para el trabajo ganador y 5.000 euros para las otras 5 iniciativas que resulten finalistas).

¿A quién se destina el premio?

La dotación económica va destinada directamente a la entidad sin ánimo de lucro que apoya la iniciativa y la  cantidad  deberá  utilizarse en el proyecto en el que colaboran los voluntarios. En el caso de que el proyecto premiado no requiera de ayuda económica, a  criterio de la Fundación Mutua Madrileña, el importe se destinaría a otra iniciativa de la entidad.

¿Cuándo finaliza el plazo para presentar candidaturas?

El plazo finaliza el próximo 31 de octubre a las 14:00 horas.

 ¿Cómo se envía la candidatura?

Es importante que tengas en cuenta que todos los documentos deben presentarse en un único envío al email premios@fundacionmutua.es, bien a través de un WT, un DROPBOX o un GOOGLE DRIVE. Recuerda incluir el nombre del proyecto y de la ONG.

¿Aún tienes dudas?

Pues no te preocupes porque puedes escribirnos al e-mail premios@fundacionmutua.es o llamarnos al  91 171 82 15 y te ayudaremos en todo lo que esté en nuestra mano. Consulta las Bases completas de los VI Premios al Voluntariado Universitario. ¡Suerte!

 

 

3, 2, 1… ¡Acción!

Entramos en la cuenta atrás para la presentación de candidaturas a los VI Premios al Voluntariado Universitario y, aunque sabemos que muchos de vosotros estáis ya trabajando en la elaboración del material que debéis presentar, la grabación del vídeo es una de las cosas que más dudas suscitan.

Vivimos en la era de la imagen pero contar una historia a través de imágenes no es siempre fácil, ¡o sí! No obstante, recordad que el vídeo no debe superar más de un minuto de duración y que podéis grabar en diferentes formatos (MOV, MPEG, AVI, FLV…). En cualquier caso, no esperamos ninguna obra maestra, lo que queremos es ver en qué consiste vuestro proyecto y cómo a través de él ayudáis a los demás. Tened muy claro que el jurado valora la candidatura en general y, aunque el vídeo es importante, no es determinante.    

Aquí os dejamos 10 consejos que os resultarán muy útiles:  

  1. Antes de grabar será muy útil elaborar un guión con el contenido que queréis contar. Pensad bien lo que queréis mostrar y resumidlo en el menor tiempo posible. Definid bien si queréis contar la historia a través de testimonios o a través de una voz en off que vaya narrando vuestro trabajo.
  2. Lucid vuestro proyecto. Una imagen vale más que mil palabras. Tened siempre presente esa máxima y mostradnos lo que hacéis y cómo lo hacéis.
  3. Grabad en horizontal (y no mezcléis planos en vertical y horizontal). Al grabar en este formato abarcaréis más campo de visión.
  4. Intentad utilizar un trípode para que la imagen no quede movida y, si no es posible, intentad que vuestra mano no tiemble al grabar.
  5. Enfocad bien. Quizás sea evidente, pero nunca innecesario recordarlo.
  6. Grabad en un lugar con suficiente iluminación o, al menos, evitad los contrastes fuertes de luz.
  7. Cuidad el sonido. Si vais a hablar, intentad que vuestras palabras sean audibles. Para ello, grabad en un lugar silencioso y sin eco.
  8. Siempre es más visual y realista mostrar imágenes grabadas de vuestra actividad y no únicamente una sucesión de fotografías. Si no tenéis la posibilidad de grabar estas imágenes, contadnos el proyecto vosotros mismos, con vuestras palabras, e intercalarlo con fotos.
  9. Después de grabar las imágenes, podéis montar el vídeo con programas de ordenador como el Premiere o Final Cut, aunque también podéis hacerlo desde vuestro móvil. Si usáis Android podéis usar AndroVid o Kine Master, y en iOS, Cinematic o iMovie funcionan bastante bien.
  10. Disfrutad. Si os decimos la verdad, lo que más nos gusta es ver vídeos en los que os vemos disfrutar con lo que hacéis o que las personas a las que ayudáis disfruten.

Un último apunte de gran importancia. Para todos aquellos que volvéis a participar con los mismos proyectos presentados en ediciones anteriores, no olvidéis incluir alguna pequeña modificación para que podamos alojarlos en Youtube (una transición, una cortinilla, un fundido…). De ese modo, podremos subir el vídeo nuevamente y todos estarán en el mismo punto de partida para iniciar la competición de visualizaciones.

La universidad, cantera de voluntarios

Las universidades españolas vuelven a sacar matrícula de honor en materia de voluntariado. Durante el último año académico, los centros universitarios llevaron a cabo cerca de 2.000 iniciativas solidarias, un 30% más que el año anterior, en las que colaboraron alrededor de 20.000 alumnos. Además, el 77% de las universidades contó el pasado curso con más de un centenar de estudiantes que participaron en algún tipo de actividad de voluntariado, un porcentaje que ha ido aumentando durante los últimos años, lo que sugiere que el espíritu solidario cala cada vez más entre los jóvenes.

Estas son algunas de las conclusiones que se extraen del VI Estudio sobre Voluntariado Universitario elaborado por la Fundación Mutua Madrileña con motivo del lanzamiento de los VI Premios al Voluntariado Universitario.

Los estudiantes universitarios se han convertido en un pilar básico para el sostenimiento de las ONG. Así el 41% de su red de voluntarios está formada por alumnos que se encuentran estudiando en la universidad, siendo el 69% de ellos mujeres. Los alumnos de las ramas de Ciencias Sociales y Jurídicas y las de Ciencias y Ciencias de la Salud son los más comprometidos con las causas solidarias.

Un año más, los proyectos que despiertan un mayor interés entre los estudiantes son los relacionados con la infancia. Así, el 64% de las universidades cuenta con programas vinculados a los menores, frente al 55% del año anterior. La mayor parte de las universidades también realizan actividades de voluntariado en otros ámbitos de acción social. Más de la mitad de las universidades cuentan con programas de voluntariado relacionados con colectivos en riesgo de exclusión social y personas con discapacidad. Le siguen por último los programas de cooperación al desarrollo.

Durante el último curso se ha observado, además, un interés creciente por atender las necesidades más cercanas. Así el 79% de las actividades emprendidas por las universidades se focalizan en nuestro país.

La mejor prueba del compromiso de los estudiantes con las actividades de voluntariado son los Premios al Voluntariado Universitario que, desde hace seis ediciones, convoca la Fundación Mutua Madrileña para apoyar y fomentar el espíritu solidario de los jóvenes. El plazo para la presentación de candidaturas finaliza el próximo 31 de octubre.

 

 

 

VI Premios al Voluntariado Universitario, ¡no esperes más para presentarte!

Si eres universitario o hace menos de dos años que finalizaste tus estudios y estás involucrado en alguna iniciativa de acción social, es el momento de presentar tu candidatura a los Premios al Voluntariado Universitario. Estos galardones, que promueve la Fundación Mutua Madrileña, celebran este año su sexta edición y suponen un reconocimiento a la importantísima labor y al compromiso de los miles de jóvenes universitarios que colaboráis en proyectos de voluntariado a través de ONG.

El plazo de recepción para presentar los proyectos permanecerá abierto hasta el próximo 31 de octubre, así que todavía estáis a tiempo de participar. El premio bien merece un esfuerzo, ya que la Fundación Mutua Madrileña destinará 35.000 euros (10.000 para el ganador y 5.000 euros para los seis trabajos que resulten finalistas), al impulso y sostenimiento de los proyectos que resulten galardonados.

Los voluntarios (un mínimo de 3 personas) debéis acreditar que estáis cursando estudios en centros universitarios con sede en España o que habéis finalizado hace menos de dos años vuestra formación. Asimismo, los proyectos presentados deben estar vinculados a entidades sin ánimo de lucro constituidas como asociaciones o fundaciones inscritas en el registro correspondiente en nuestro país y con sede en España. Debe tratarse, además, de proyectos en curso o que vayan a ponerse en marcha antes del 31 de marzo de 2019. No olvidéis también que podéis presentar candidaturas presentadas en ediciones anteriores de los Premios.

En esta web podéis consultar toda la actividad de los premios y las bases donde se detallan los requisitos y la documentación que debéis preparar para poder presentar vuestra candidatura (Ficha técnica del proyecto, resumen explicativo de la iniciativa de voluntariado, un vídeo explicativo de la actividad y varias fotos que ilustren el proyecto). No obstante, como siempre, estamos a vuestra disposición para resolver todas las dudas y consultas que os puedan surgir a través del e-mail premios@fundacionmutua.es o en el teléfono 91 171 82 15.  

Si crees en tu proyecto, no esperes más para embarcarte en la VI edición de los Premios al Voluntariado. En la convocatoria pasada, recibimos un total de 92 candidaturas en la que participaron alumnos de 83 universidades y estamos deseando volver a comprobar que la conciencia social sigue calando hondo entre las generaciones más jóvenes. Por ti, por ellos, por todos.

 

Voluntariado y solidaridad desde las aulas

Uno de los mejores valores que podemos y debemos transmitir a los niños, tanto desde el ámbito familiar como desde el ámbito escolar, es la solidaridad. Los niños que desde pequeños aprenden a ser solidarios y entienden qué es la empatía, cuando sean mayores, muy probablemente, serán adultos solidarios. Desde la infancia debemos hacer ver a los niños que los demás pueden tener dificultades, problemas o necesidades y que toda ayuda es poca.

Recién arrancado el curso escolar, hoy queremos hablar de la solidaridad como uno de los pilares esenciales sobre los que promover la educación en valores. Para muchos centros educativos, ponerse en lugar del otro, tomar conciencia de las necesidades ajenas y fomentar el deseo de colaborar, ayudar o compartir, son aspectos esenciales de la educación, entendida ésta como un proceso integral en la formación. La solidaridad tiene muchas formas y puede ser enseñada y transmitida a los niños desde el ejemplo, pero también a través de campañas y actividades específicas como las que promueven algunos centros que quieren fomentar el espíritu solidario entres sus alumnos. Aquí tenéis algunos ejemplos:

Banco de alimentos. Operación Kilo. Son muchos los colegios que promueven a lo largo del curso la recogida de alimentos no perecederos, en las fechas propuestas por el Banco de Alimentos en función de sus necesidades.

Voluntariado.  Los alumnos participan en diferentes acciones de voluntariado: ayuda en comedores sociales, residencias de ancianos, cuidado del medio ambiente, etc.

Hucha solidaria. Los fondos recaudados suelen destinarse a becas de estudio o para acciones concretas vinculadas a proyectos de acción social.

Recogida de tapones. Muchas organizaciones recogen tapones de botellas para poder financiar algunas de sus iniciativas, principalmente vinculadas a proyectos de salud. Algunos colegios promueven esta recogida y después los hacen llegar a las distintas entidades.

Todas estas inictivas ayudan a que crezca el sentimiento de generosidad entre los pequeños y se potencie la implicación en futuras acciones. Todo ello, con el fin de despertar la conciencia y la sensibilidad hacia los más necesitados y favoreciendo el respeto por los demás y el compromiso con la sociedad.

Asimismo, finalizada la etapa escolar, son muchos los jóvenes que deciden continuar su labor solidaria durante los años de universidad. Pensemos por un momento en las 92 candidaturas que participaron en la pasada edición de los Premios al Voluntariado Universitario que promueve la Fundación Mutua Madrileña. Desde su puesta en marcha en 2013, miles de jóvenes universitarios han logrado hacer realidad e impulsar sus proyectos de voluntariado y mejorar la vida de miles de personas. Si eres universitario y estás implicado en algún proyecto de acción social o de cooperación al desarrollo, te esperamos en la VI edición de estos premios. El plazo para presentar las candidaturas estará abierto hasta el próximo 31 de octubre. ¡No esperes más y participa!

Sueños Compartidos

Carlos es voluntario desde los 12 años. Sin embargo, antes de saber que se enrolaría como voluntario en el proyecto “Sueños Compartidos”, Carlos ya era “voluntario” en casa. Su hermano Álex sufre pluridiscapacidad desde su nacimiento y él, como hermano mayor, sabe muy bien las dichas y desdichas que supone convivir con una persona dependiente en casa, 24 horas, 365 días al año. De ahí que su historia personal le llevara a poner en marcha en el año 2011 la iniciativa Sueños Compartidos junto a otras cuatro amigas de la infancia y con el respaldo de la ONG AIS, Ayuda a la Infancia Sin Recursos.

 

El proyecto, en el que actualmente colaboran 43 estudiantes de diferentes universidades catalanas, promueve actividades de ocio y tiempo libre para personas con discapacidad con el objetivo de proporcionarles un espacio de disfrute fuera de su entorno habitual, a la vez que supone un tiempo de  respiro para sus familias. Tal y como reconoce Andrea Arroyo, también voluntaria de Sueños Compartidos, “descansar es un derecho, al igual que disfrutar. Consideramos necesarias este tipo de salidas para que las familias puedan dedicarse tiempo a ellas mismas y a otros miembros de la familia”.

Así, estos voluntarios han cambiado sus salidas nocturnas por la “fábrica de sonrisas”, un concepto que agrupa las salidas de fin de semana que se realizan con las personas con discapacidad y que, como bien refleja su nombre, supone una auténtica fábrica de hacer sonrisas. Pero la diversión no queda ahí, porque gracias al compromiso de los voluntarios han creado AISBAND, un grupo musical integrado por personas de todas las edades con diferentes grados de discapacidad que derrocha ilusión, emoción y pasión a partes iguales. O el Club Quipers, un selecto club de voluntariado esporádico puesto en marcha para cubrir necesidades puntuales como acompañar a niños con discapacidad a una salida al zoo, al cine, colaborar en mercadillos solidarios, realizar manualidades para la captación de fondos, etcétera…

El trabajo y tesón de los estudiantes que colaboran en este proyecto se ha visto recompensado con uno de los Premios al Voluntariado Universitario que ha concedido la Fundación Mutua Madrileña en su V edición. Sin embargo, para los voluntariados, su acción se disfruta y se ve recompensada todos los días del año.

Fundación Mutua Madrileña, 15 años de compromiso con la sociedad

La Fundación Mutua Madrileña ha cumplido 15 años y, aunque se encuentra en plena adolescencia, tiene aún mucho camino por recorrer. Durante estos 15 años más de 256.000 personas en situación de vulnerabilidad se han beneficiado de las ayudas sociales apoyadas por la fundación, ha sensibilizado a más de dos millones de niños contra el acoso escolar, concienciado a 160.000 jóvenes de la importancia de la seguridad vial, y ha acercado la cultura y las artes a 750.000 personas a través de sus actividades culturales.

Hace cinco años, además, creó los Premios al Voluntariado Universitario con el objetivo de reconocer, apoyar y fomentar el espíritu solidario de los jóvenes universitarios españoles. En estas cinco ediciones, la Fundación ha repartido 180.000 euros que han permitido impulsar 31 proyectos promovidos por universitarios españoles.

Ayer, en un multitudinario acto celebrado para conmemorar este decimoquinto aniversario, la Fundación Mutua Madrileña aprovechó para demostrar el compromiso de esta institución con la sociedad. De este modo, hizo entrega de las Ayudas a la Investigación en Materia de Salud y de las Ayudas a los Proyectos de Acción Social, así como de los V Premios al Voluntariado Universitario.

Así, los voluntarios galardonados en la última edición de estos Premios recibieron el reconocimiento de manos de Carmen Montón, ministra de Sanidad, Consumo y Bienestar Social; Ignacio Garralda, presidente del Grupo Mutua Madrileña y su Fundación; el doctor Valentín Fuster, director general del Centro Nacional de Investigaciones Cardiovasculares y el doctor Rafael Matesanz, presidente del Comité Científico de la Fundación Mutua Madrileña.

Si quieres que tu proyecto de voluntariado sea el próximo en recibir uno de los Premios al Voluntariado Universitario, prepara tu candidatura y envíanosla antes del 31 de octubre. Ser voluntario tiene premio, ¡te estamos esperando!

Una mirada a la inmigración

La reciente noticia sobre la acogida en España del barco Aquarius, con 629 inmigrantes a bordo procedentes de varias pateras y barcos rescatados por Médicos sin Fronteras y SOS Mediterraneé, ha puesto de nuevo el foco de atención en este colectivo y nos recuerda la enorme vulnerabilidad de estas personas.

Muchos de los proyectos presentados en la pasada convocatoria de los Premios al Voluntariado Universitario de la Fundación Mutua Madrileña fueron iniciativas relacionadas con el colectivo de inmigrantes, lo que nos demuestra la preocupación e implicación de los jóvenes. A continuación, repasamos los proyectos puestos en marcha por estudiantes voluntarios que, desinteresadamente, destinan su tiempo libre a mejorar la calidad de vida de estas personas en su país de acogida, España. 

Baroke, encuentro intercultural y aprendizaje de castellano, impulsado por la Fundación ADSIS, junto a estudiantes de la Universidad Autónoma de Madrid, Universidad Politécnica de Madrid, Universidad de Alcalá y Universidad Alfonso X el Sabio. El programa se centra en la acogida e integración de la población inmigrante que llega a Madrid a través de la enseñanza de la lengua castellana. Asimismo, imparten cursos de informática y se les da técnicas para encontrar un trabajo. En los 12 años que lleva vigente el programa, más de 1.000 inmigrantes han logrado encontrar un empleo gracias a la ayuda de los voluntarios que colaboran con esta Fundación.  

La casa nueva es un proyecto desarrollado por alumnos de la Universidad de Valencia y la Universidad Politécnica de Valencia junto a la ONG Hakuna Valencia. Los voluntarios destinan las mañanas de los domingos para acompañar y atender las necesidades de un grupo de inmigrantes africanos que viven a las afueras de Sagunto, en una casa acondicionada a la que han llamado “La casa nueva”. Los voluntarios no solo atienden sus necesidades básicas –higiene, salud y alimentación- sino que también pasan un rato de calidad con ellos fomentando el deporte y el aprendizaje educativo.

Mundos jóvenes más jóvenes es una iniciativa puesta en marcha por estudiantes de la Universidad de Murcia y la Universidad Católica de Murcia, junto a la Fundación FADE,   dirigida a menores en situación de vulnerabilidad -especialmente de origen inmigrante- y a su núcleo familiar, con el objetivo de lograr su éxito escolar y trabajar su inserción a través de la educación no formal y el ocio.

Equipo de Baloncesto TANTAKA “Baloncesto para hijos de inmigrantes”  es un programa puesto en marcha por alumnos de la Universidad de Navarra en colaboración con TANTAKA (Banco de Tiempo Solidario de la Universidad de Navarra), que persigue la integración social de niños inmigrantes y sus familias a través de la creación de un equipo de baloncesto. Aparte de ofrecer entrenamiento a los menores, también se les reparte una merienda y, ocasionalmente, se realizan actividades de carácter cultural a las que se invita a la familia de los menores.

Una voz para la parálisis cerebral

Ethan tiene 8 años y padece, desde su nacimiento, parálisis cerebral, una enfermedad que le mantiene sujeto a una silla de ruedas. Su parálisis le impide no solo moverse sino también comunicarse con los demás, porque tiene afectado el habla. Al igual que Ethan, otras 120.000 personas en España padecen esta enfermedad (uno de cada 500 niños).

La parálisis cerebral es la principal causa de discapacidad motora y la más habitual en niños. No se puede curar, por lo tanto no se puede tratar como una enfermedad, no requiere de fármacos ni de un tratamiento terapéutico. Lo que sí se puede hacer es atenuar sus síntomas desde cuatro áreas: fisioterapia, logopedia, apoyos educativos y terapia ocupacional. Si se ejercitan estos campos, la persona afectada podrá alcanzar un alto grado de autonomía y mejorar su calidad de vida.

Ese es el objetivo que hace unos años se marcó la Asociación Napsis, una organización sin ánimo de lucro que nació hace 10 años, con el cometido de mejorar la calidad de vida de niños con parálisis cerebral o con alguna alteración motora, sensorial y cognitiva. El proyecto “Una voz para la parálisis cerebral”, en el que participan 4 jóvenes universitarios de varias universidades madrileñas en colaboración con esta asociación, se ha visto recientemente reconocido como finalista en los V Premios al Voluntariado Universitario que promueve la Fundación Mutua Madrileña. Esta iniciativa tiene como protagonista a Tobbi, un ratón óptico diseñado para que al fijar la vista en un punto de la pantalla, ésta reproduzca con sonido lo que se está mirando. Esta tecnología, unida al desarrollo de The Grid3 (pantallas personalizables y dinámicas de comunicación), ha hecho posible que niños Ethan puedan no solo comunicarse con el exterior, sino también mejorar su conducta al verse reducida su frustración.

La iniciativa “Una voz para la parálisis cerebral” surgió hace un año y desde entonces, tres veces a la semana, Federico, Ana, Gema y Marimar, los cuatro jóvenes que han impulsado este proyecto, acuden a la sede de la Asociación Napsis, para entrenar a los niños en el uso del ratón. Federico emplea sus conocimientos como fisioterapeuta y se encarga de ver facilitar el control de la postura para utilizar el dispositivo. Ana compagina su grado en Psicología con la evaluación de las capacidades cognitivas de los niños del centro. Gema, trabajadora social, se dedica a dar a conocer el proyecto a familias y escuelas. Y Marimar, periodista, lleva tratándose en el centro desde que tenía 18 años, ya que padece una enfermedad degenerativa que solo le permite mover la cabeza y su voz es muy débil. En cuanto supo del proyecto, enseguida se prestó como “conejillo de indias” para experimentar en primera persona lo que este dispositivo puede llegar a conseguir.

Aunque Tobbi no consiga dar voz a las cuerdas vocales, sí que ha logrado poner sonido a algunos pensamientos y deseos en el día a día de personas con parálisis cerebral.

Arrancan los VI Premios al Voluntariado Universitario

Ser voluntario tiene premio y lo sabes. La Fundación Mutua Madrileña ha lanzado la VI edición de los Premios al Voluntariado Universitario, una iniciativa que reconoce la labor solidaria de los jóvenes universitarios que colaboran en proyectos de voluntariado a través de alguna ONG. El plazo para la presentación de candidaturas estará abierto desde el 1 de junio al 31 de octubre a las 14:00 horas.

En esta web podéis consultar tanto los requisitos que debéis cumplir para presentar una candidatura como los documentos que debéis preparar. A grandes rasgos, debéis cumplimentar la Ficha técnica del proyecto, presentar un resumen explicativo de la iniciativa de voluntariado, un vídeo explicativo de la actividad y varias fotos que ilustren el proyecto. Asimismo, debéis presentar algún documento que evidencia que, al menos tres de los voluntarios que colaboran en la iniciativa, son estudiantes universitarios en la actualidad o han terminado sus estudios en un plazo no superior a dos años. Además, debéis tener en cuenta que todos los proyectos deben contar con el respaldo de una ONG, puesto que la cuantía del premio se destinará a la organización sin ánimo de lucro para sufragar el proyecto presentado. Si tenéis alguna duda, podéis plantearnos todas vuestras consultas a través del e-mail premios@fundacionmutua.es o en el teléfono 91 171 82 15.

En total serán 6 los premios que repartirá la Fundación Mutua Madrileña. El proyecto ganador recibirá 10.000 euros, mientras que los otros 5 proyectos finalistas obtendrán 5.000 euros cada uno.

Si queréis ver reconocido el esfuerzo y el trabajo que desarrolláis desde vuestra asociación, os animamos a que presentéis vuestra candidatura. Estamos deseando ver cómo las nuevas generaciones ayudáis a construir un mundo mejor. ¡Os esperamos!