Archivo de la etiqueta: Tantaka

Fomentar la inclusión a través del deporte

 

La película Campeones, dirigida por Javier Fesser, ha puesto de relieve la importancia del deporte como vehículo de integración, superación y normalización. A través de la mirada de un equipo de jugadores de baloncesto con discapacidad intelectual, este film es una lección de vida para concienciar y educar a la sociedad en el respeto y la inclusión de personas con alguna discapacidad.

Más allá del factor saludable de practicar ejercicio físico, el deporte es en sí mismo un transmisor de valores: ayuda a crear una disciplina; a trabajar el esfuerzo y la superación; construye valores de compañerismo, trabajo, respeto, aceptación y autocontrol, entre muchos otros. El deporte, en su sentido más global, ayuda al desarrollo personal y social del individuo. Es por esto que muchas entidades sin ánimo de lucro lo utilizan como vía de inclusión para personas con discapacidad o en situación de riesgo de exclusión social.

A continuación os contamos las candidaturas que concurrieron a los V Premios al Voluntariado Universitario de la Fundación Mutua Madrileña con el deporte como vehículo de inclusión.

Jugamos por la inclusión. Este proyecto, al igual que en la película Campeones, garantiza la atención integral de la infancia, juventud y familias en riesgo de exclusión social, tomando como eje el baloncesto. En la iniciativa colaboran estudiantes de la Universidad Rey Juan Carlos, la Autónoma de Madrid y la Universidad Complutense, junto a la Asociación La Torre de Hortaleza.

Escuela de tenis y pádel para personas con discapacidad. Se trata de un programa de entrenamiento deportivo y social para personas con discapacidad intelectual y TEA que consiste en la realización de actividades de tenis y pádel adaptado con acciones de entrenamiento psico-social. El proyecto, impulsado por la Fundación Emilio Sánchez-Vicario, cuenta con la ayuda de jóvenes voluntarios de la Universidad Pablo de Olavide, Universidad de Sevilla y Universidad de Loyola.

Equipo de baloncesto TANTAKA “Baloncesto para hijos de inmigrantes”. Esta iniciativa, puesta en marcha por alumnos de la Universidad de Navarra en colaboración con TANTAKA (Banco de Tiempo Solidario de la Universidad de Navarra), persigue la integración social de niños inmigrantes y sus familias a través de la creación de un equipo de baloncesto. Aparte de ofrecer entrenamiento a los menores, también se les reparte una merienda y, ocasionalmente, se realizan actividades de carácter cultural a las que se invita a la familia de los menores.

Buceo Adaptado. Es un proyecto de integración de personas con discapacidad en el deporte subacuático que transcurre en Alicante y que busca fomentar la inclusión de personas con discapacidad a través del buceo con escafandra, favoreciendo su desarrollo psicomotor y psicosocial. La iniciativa está impulsada por alumnos de la Universidad de Alicante y la asociación UPAPSA (Unión Provincial de Asociaciones Pro Minusválidos Psíquicos de Alicante).

Deporte adaptado: el motor de la inclusión. Proyecto dirigido a mejorar la calidad de vida de personas con discapacidad a través del deporte, en el que colaboran alumnos de la Universidad de Cádiz junto a la Asociación de Discapacitados físicos, psíquicos, sensoriales y orgánicos- ANPEHI. Los voluntarios imparten clases de kárate adaptado,  ofrecen charlas de sensibilización en centros educativos y viajan con sus alumnos por todo el mundo para participar en eventos deportivos. Se ha demostrado médicamente que se obtienen beneficios físicos, psíquicos y sociales de gran relevancia a través de las clases adaptadas.

Cómo funciona… Tantaka, el Banco de Tiempo Solidario de la Universidad de Navarra

Lema de Tantaka
Lucía Martínez Alcalde, una de sus trabajadoras, nos explica cómo es el día a día en un banco de tiempo.

¿Cómo se organiza Tantaka?
Tantaka es el Banco de Tiempo Solidario de la Universidad de Navarra. Nuestra misión es poner en contacto las necesidades de la sociedad navarra con el tiempo que los miembros de la comunidad universitaria quieran dar. Somos el nexo entre las organizaciones sociales y los voluntarios.

¿Qué clase de voluntariado ofrecéis? ¿En qué áreas estáis especializados y cuál es vuestro ámbito de participación?
Ofrecemos un voluntariado muy amplio en el que participan no sólo estudiantes de la Universidad, sino también profesores y personal no docente. Al tratarse del voluntariado de una universidad, estamos especializados en muchas áreas, porque nuestros voluntarios son profesionales (o profesionales en formación) de distintas disciplinas: estudiantes de Derecho y profesores de su facultad asesoran jurídicamente a inmigrantes en Cáritas; alumnos y empleados de la Facultad de Comunicación ayudan a distintas organizaciones en su comunicación institucional; gente de distintas carreras hace acompañamiento a mayores; trabajadoras del Servicio de Limpieza dan clases de cuidado del hogar a inmigrantes; profesores y alumnos de Arquitectura y empleados de mantenimiento llevan a cabo la restauración de viviendas en mal estado de gente sin recursos económicos… Y así hasta 60 proyectos.

¿Cuántos alumnos participan en los proyectos? ¿Y profesores?
Desde que nace Tantaka, en noviembre de 2012, hasta septiembre de 2013, de las 14.000 personas que forman la comunidad universitaria, colaboran ya 2.100 entre profesores, personal no docente y alumnos.

¿Contáis con alguna colaboración externa (ONG, ayuntamiento…) para la organización del voluntariado o es una labor propia y autónoma?
No realizamos una labor propia y autónoma sino que nos ponemos a disposición de lo que necesiten otras organizaciones. A fecha de hoy, Tantaka colabora con 25 asociaciones en Pamplona, pero se está gestionando la ayuda a 75 más que la han solicitado.

¿Cómo vuelven los voluntarios tras la experiencia, cuáles son sus reacciones?
Vuelven con ganas de repetir y contentos de poder servir a la sociedad poniendo a su disposición lo que mejor saben hacer. Es impresionante ver cómo se vuelca la gente ante las necesidades crecientes. En Tantaka pedimos al menos una hora al mes de cada voluntario porque: con muchos pocos podemos hacer mucho (Tantaka significa “gota a gota” en euskera).