Archivo de la etiqueta: voluntarios

5 de diciembre: Día Internacional de los Voluntarios

Los voluntarios son como un puente hacia la esperanza, la luz en la oscuridad, una mano amiga que abraza y sostiene en medio de la nada. Hoy, 5 de diciembre, con motivo de la celebración del Día Internacional de los Voluntarios, desde la Fundación Mutua Madrileña queremos mostrar nuestro más sincero reconocimiento, gratitud y admiración hacia  aquellos que destinan su tiempo y su cariño a los que más lo necesitan sin pedir nada a cambio.

Declarado por la Asamblea General de las Naciones Unidas, este Día Internacional del Voluntario reconoce las acciones de miles de personas en favor de los que menos tienen, y que reciben como recompensa la satisfacción de ayudar al prójimo. Y para celebrarlo, no se nos ocurre mejor manera que animaros a alimentar el espíritu solidario con inspiradoras frases que, seguro, os harán reflexionar sobre las necesidades que hay en todo el planeta.

– Mucha gente pequeña, en lugares pequeños, haciendo cosas pequeñas, pueden cambiar el mundo. -Eduardo Galeano

– A veces sentimos que lo que hacemos es tan sólo una gota en el mar, pero el mar sería menos si le faltara esa gota.- Madre Teresa de Calcuta

– Sé tú el cambio que quieres ver en el mundo. – Mahatma Ghandi

-Cuando compartimos, sólo ampliamos nuestra capacidad de ser felices. Proverbio Tibetano-

-Las grandes oportunidades para ayudar a otros rara vez llegan, pero las pequeñas nos rodean todos los días.-Sally Koch

– El propósito de la vida humana es servir y mostrar compasión y voluntad de ayudar a los demás.- Albert Schweitzer

Hemos aprendido a volar como los pájaros, a nadar como los peces, pero no hemos aprendido el arte de vivir juntos como hermanos.-Martin Luther King

De la conducta de cada uno depende el destino de todos. -Alejandro Magno

“No hay nada más fuerte en el mundo que el corazón de un voluntario”. -James H. Doolittle

. ¿Queréis cambiar el mundo? ¿Estáis dispuestos a aportar vuestro granito de arena para transformar la realidad? No esperéis más y seguid los pasos de los voluntarios. Sin ellos, sin vosotros, ningún proyecto sería posible. El cambio empieza por uno mismo.

 

Día Nacional de la Esclerosis Múltiple

 

Este domingo, 18 de diciembre, con motivo del Día Nacional de la Esclerosis Múltiple se celebra una nueva jornada de sensibilización sobre los efectos de esta enfermedad neurodegenerativa, que afecta a más de 47.000 personas en España, según datos de la Sociedad Española de Neurología (SEN). Cada año se diagnostican 1.800 nuevos casos en nuestro país, de los cuales, el 70% corresponden a personas en edades comprendidas entre los 20 y los 40 años, lo que la convierte en una de las enfermedades neurológicas más comunes entre los más jóvenes. Lo más alarmante es que el número de pacientes con esclerosis múltiple se ha duplicado en las últimas dos décadas. Una realidad ante la que no permanecen impasibles las organizaciones sin ánimo de lucro ni los voluntarios. Por eso, instituciones como la Fundación Esclerosis Múltiple (FEM), la Federación Española para la Lucha contra la Esclerosis Múltiple o la Asociación Española de Esclerosis Múltiple (AEDEM), entre otras, desarrollan programas y servicios de información y atención, formación y otras acciones de sensibilización y divulgación de la problemática asociada a esta patología.

Son numerosas las organizaciones que pelean cada día por ganar la batalla a esta y a otras muchas enfermedades. Estos organismos buscan voluntarios que estén dispuestos a mejorar la calidad de vida de los afectados por esclerosis múltiple, y a ofrecer apoyo y consuelo a personas que atraviesan un momento difícil en su vida a consecuencia de una enfermedad. Si te animas a colaborar con estas entidades, podrás tomar parte activa tanto en materia de sensibilización como en el voluntariado presencial en centros y hospitales o acompañamiento a pacientes. No lo dejes pasar. Tu ayuda, para ellos, es vida y esperanza.

esclerosis-multiple

Voluntarios, universidad y restauración

iglesia-caracena

La formación en la universidad va mucho más allá de los apuntes, los conocimientos, las aulas y los exámenes. Es un periodo en el que explotar y exprimir todo tu potencial, en todos los sentidos. La propia facultad se convierte en un respaldo perfecto para llevar a cabo iniciativas que nacen de los propios estudiantes. Es el caso de un alumno de la Universidad de Castilla-La Mancha, que en 2011 presentó su Proyecto Fin de Grado de Ingeniería de Edificación al Ayuntamiento de Huete con la propuesta de restaurar y acondicionar la iglesia románica de Caracena del Valle (Cuenca).

A finales de 2014, comenzaron los trabajos de restauración. Un proyecto piloto con el que la Diputación Provincial de Cuenca y la asociación SOS Patrimonio Conquense iniciaron el programa ‘Recuperando y embelleciendo Cuenca’, que pretende implicar a la sociedad civil en la recuperación, mejora y conservación del patrimonio monumental, medioambiental y cultural de la provincia. Tras esta idea, otro alumno decidió colaborar con otro proyecto similar para la Ermita de Verdelpino. De ello se concluye que de las buenas ideas, nacen otras nuevas. Una cadena de valores beneficiosa para toda la sociedad.

La importancia de la iglesia de Caracena del Valle va más allá de su relevancia patrimonial, pues su valor histórico es aún mayor por el entorno en el que se ubicaba.  Los trabajos y talleres formativos se desarrollaron por alumnos voluntarios de la Universidad de Castilla-La Mancha y también participaron de manera desinteresa bomberos del 112.

Como se puede comprobar, ésta es una iniciativa que ha conseguido concienciar a los jóvenes conquenses sobre el patrimonio de su provincia y han demostrado su compromiso y ganas de seguir colaborando y trabajando con proyectos sociales. Una idea que surgió de un compañero y que ha movilizado a buena parte de la población. ¿No te motiva a seguir el ejemplo?

Voluntariado forestal para evitar incendios

forestal_voluntarioEn lo que va de año, en España han ardido más de 33.000 hectáreas. Allá por donde el fuego arrasa, se lleva consigo toda una riqueza natural de altísimo valor. Incendios como el de La Palma, los sufridos en Galicia o más recientemente en Jávea demuestran la vulnerabilidad de las áreas forestales y la peligrosidad de estas catástrofes.

El verano es la época de mayor riesgo de incendios, cuando la vegetación se seca debido a los estragos del calor. Por tanto, durante esa estación es cuando hay que redoblar la vigilancia y el mantenimiento de los bosques, montañas, sierras, montes, prados, etc. Pero ése es un trabajo que es necesario desarrollar durante todo el año.

Para esa labor surge la figura fundamental del voluntario forestal, cuya misión refuerza el trabajo de los guardas y vigilantes. Para combatir los incendios y preservar estas áreas, simplemente es necesario ser mayor de edad y comprometerse a colaborar con el colectivo durante al menos diez días a lo largo del año (ni siquiera hace falta que sean consecutivos).

La labor del voluntario no se limita a la vigilancia, sino que también consiste en informar a los usuarios sobre el riesgo de incendios y concienciar a los ciudadanos para tomar medidas de prevención. De la misma manera, se llevan a cabo otras tareas como detectar anomalías en el bosque, recoger desperdicios, colocar carteles de señalización o asistir a los usuarios cuando sea necesario.

Si te estás planteando una nueva experiencia de carácter solidario, ésta es una oportunidad idónea, ya que propone horarios flexibles, trabajarás mano a mano con profesionales y participarás en un bien social que permite estar en contacto directo con la naturaleza.

Ésta es una manera más para preservar nuestro patrimonio natural, pero cada Comunidad tiene en marcha diferentes iniciativas medioambientales similares: busca la tuya y echa una mano a la naturaleza.

Voluntarios universitarios en las gradas

La palabra voluntario implica que nace de la voluntad. En este caso, esa voluntad se refiere al deseo, afán e interés por ayudar en cualquier ocasión. Algunas situaciones pueden requerir actuar con urgencia y hay que estar preparado para ello. La actitud de voluntario incluso se ensaya. De hecho, a veces precisa formación para ciertos tipos de acciones.

Existe un tipo de voluntariado muy común y que se adapta perfectamente al mundo universitario, pues aúna colaboración, ayuda a terceros, formación y deporte. Es el caso, por ejemplo, de algunos clubes de fútbol, que mediante sus propias compañías aseguradoras u otras entidades, organizan jornadas de formación sobre cómo actuar en situaciones de emergencia en un estadio. En un recinto que congrega a miles de personas existen grandes posibilidades de que se requiera la intervención de urgencia de algún personal sanitario.

Voluntarios-gradas

Algunas Facultades ofrecen la posibilidad de convalidar prácticas de voluntariado (debidamente tuteladas) por créditos de libre elección. Al igual de las opciones de voluntariado ligadas a la asistencia sanitaria que os mencionábamos la semana pasada, los grados de Ciencia de la Salud se prestan especialmente a este tipo de actividad. Algunos clubes de fútbol convocan a los alumnos para ofrecerles pautas de asistencia sanitaria en el propio estadio. Mediante convenios con universidades, se forma a los estudiantes para enseñarles cómo actuar ante cualquier incidencia que se produzca en el estadio y conocer cuál es el protocolo de actuación.

Son formaciones que imparten profesionales sanitarios (principalmente, médicos y enfermeras) y son ellos mismos quienes les acompañarán en los días de partido. Estudiantes y profesionales se reparten estratégicamente por el estadio para atender cualquier incidencia y poner en práctica las pautas de actuación cuando sea necesario.

¿Te acuerdas del voluntariado olímpico? Esta es una iniciativa más que hace posible que miles de personas pueden acudir con mayor tranquilidad a los acontecimientos deportivos gracias a esos voluntarios y profesionales que velan por su seguridad sanitaria, a la vez que estos adquieren una formación adecuada, útil y coherente con sus estudios. ¿Te animas a probar?

Apúntate al voluntariado europeo

erasmus1

Prestar ayuda en alguno de los países de nuestro continente es una alternativa muy atractiva para difundir los valores solidarios. El Servicio de Voluntariado Europeo (SVE) es una muy buena opción para este cometido. Se trata de un programa dirigido a jóvenes de entre 17 y 30 años que permite realizar un voluntariado durante varios meses en el extranjero y sin coste alguno para el voluntario, ya que es la propia Unión Europea la que se encarga de los gastos de manutención, alojamiento y transporte.

El voluntario puede elegir entre programas que van desde las dos semanas hasta un año completo. Sea cual sea el periodo que se elija, la colaboración se realiza a tiempo completo, con la idea de que los jóvenes adquieran experiencia y competencias para su desarrollo personal, educativo y personal, en un aprendizaje de educación no formal.

El respaldo de la UE es una garantía para la tranquilidad de los voluntarios, pues no sólo les proporciona el viaje de ida y vuelta, alojamiento, transporte local, alimentación y compras básicas, sino que les asigna un seguro sanitario y una cantidad de dinero simbólica para gastos personales (de entre 60 a 150 euros al mes, en función del país). En algunos casos incluso reciben clases de idiomas de forma gratuita.

La integración de los voluntarios es total. Realizan una inmersión en la actividad diaria de la organización con la que colaboran, en la que ayudan con tareas como proporcionar información, atención social, comunicación, etc. La mayoría son entidades dedicadas a campos como la información, políticas en el ámbito de la juventud, asistencia social, implicación civil, cooperación al desarrollo, etc.

En los proyectos de SVE, que forman parte del programa Erasmus +, participan dos organizaciones: una de envío y otra de acogida. Las primeras (las de envío) se encuentran en el país de residencia del voluntario y tienen la misión de buscar y seleccionar a los participantes, así como preparar los trámites para iniciar el proyecto. La organización de acogida se encarga de la manutención. Por tanto, los jóvenes que quieran colaborar han de encontrar una organización de envío y ser seleccionado por la de acogida. Puedes encontrar una base de datos en la web de la European Youth Portal y obtener más información en Erasmusplus. La inscripción se puede realizar a lo largo de todo el año.

¡Anímate! La experiencia será inolvidable.